Gobierno licita terrenos y reactiva PRMS para atacar alzas de precios inmobiliarios

14 diciembre, 2012

El biministro de Vivienda y Urbanismo y Bienes Nacionales, Rodrigo Pérez, asegura que en el país no existe una “burbuja” inmobiliaria. Los estudios que ha realizado el Minvu lo señalan así, reconoce.

Pero admite que en algunas comunas existen importantes aumentos de precios de las viviendas debido a la escasez de terrenos. También sabe que algunas inmobiliarias han anticipado nuevos incrementos en los valores para 2013.

Ante ese escenario, sostiene Pérez, la cartera de Bienes Nacionales licitará 398 inmuebles fiscales en las 15 regiones del país, esperando recaudar cerca de US$ 400 millones. De esos terrenos, el 65% es apto para uso inmobiliario, el 21% se puede destinar a conservación y turismo y el 14% a actividades industriales y energías renovables no covencionales.

“Todos sabemos del alza de los precios en los sectores inmobiliarios, como en el norte de nuestro país. Bienes Nacionales administra una gran cantidad de terrenos donde hay escasez para el desarrollo de viviendas y por eso es importante poner a trabajar estos sitios”, comenta el ministro, quien ayer se reunió con empresarios donde presentó la cartera de propiedades que venderá y concesionará el Estado.

El subsecretario de Bienes Nacionales, Juan Carlos Bulnes, añade que en regiones como Antofagasta y Atacama los precios del suelo son elevados, lo que se debe, en parte, a que el ministerio ha sido reacio a desprenderse de terrenos, generándose alzas en los sitios privados. “Esto ayudará, ya que con mayor oferta de inmuebles, algo debería pasar con los precios, eso dicen las reglas básicas de economía”.

Otra de las herramientas del Gobierno para mitigar el aumento del precio del suelo y su efecto en las viviendas es el pronto reingreso del Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS 100) a la Contraloría General de la República, donde la autoridad espera que sea aprobado tras una extensa discusión que partió en 2008.

El PRMS 100 pretende añadir 10 mil hectáreas urbanas a la capital y es una medida que esperan en el sector inmobiliario. “Esperamos reingresarlo prontamente, estamos listos con el trabajo”, indicó Pérez.

Fuente: El Mercurio