Gobierno busca extender hasta 2020 extención tributaria para paneles solares

15 febrero, 2013

Hasta 2020 regirá, de aprobarse el proyecto que el gobierno presentará al Congreso en marzo, la franquicia tributaria para paneles solares, que cubre hasta el 100% del valor de estos equipos que sirven para generar agua caliente, y que alcanzan un valor de hasta $1,5 millones.

Este beneficio tributario, que recae en las empresas constructoras, rige sólo hasta fines de este ario, de acuerdo con la ley que creó esta exención y que entró en vigencia en 2010.

Actualmente, el ministerio Secretaría General de la Presidencia se encuentra redactando los últimos detalles del texto, tras una serie de reuniones entre el sector privado, tanto con las constructoras e inmobiliarias, como con las empresas desarrolladoras de paneles solares, que hoy alcanza un centenar de compañías creadas, precisamente, al alero de esta franquicia.

La norma permite cubrir el 100% del costo de un panel solar (que hoy cuesta entre $700 mil y $1.500.000) para una vivienda de hasta 2.000 UF, el 40% para casas de entre 2.000 y 3.000 UF y el 20% para aquellas que cuestan entre esa última cifra y 4.500 UF. En 2009, en medio de una discusión país acerca de la implementación de medidas para fomentar la introducción de elementos de eficiencia energética, el gobierno decidió incorporar esta franquicia tributaria, la que de acuerdo con el texto regiría hasta 2013. Sin embargo, cuando la ley ya estaba lista para ser aprobada, vino el terremoto del 27/F y el proyecto dejó de ser prioritario. Tanto, que aunque el propio texto legal contemplaba la entrada en vigencia de la franquicia desde comienzos de 2010, la demora en su aprobación y en la redacción del reglamento demoraron su inicio hasta fines de ese año.

PERIODO INSUFICIENTE. Finalmente, dados los plazos que se dieron, la franquicia tendría una duración de poco más de tres años, lo que generó que los efectos no alcanzaran a ser percibidos con la magnitud que se buscaba. Según explica el director de la Asociación Chilena de Energía Solar (Acesol), Benjamín Millas, actualmente las viviendas que se han visto favorecidas con este beneficio alcanzan las 10 mil, por lo que se calcula que el sistema llega a unas 25 mil personas, debido a que gran parte de los paneles han sido incorporados en departamentos pequeños, que en su mayoría son habitados por dos o incluso una persona. “Durante el año 2012 completo, se generó un trabajo de energía solar importante en el país. Pero ahora está bajando, porque como deja de regir pronto la franquicia tributaria y los tiempos de construcción son largos, en términos prácticos, ya no es factible de incorporar. Además, aún no es visto por las personas como un bien necesario”, explica Millas.

Se estima que la incorporación de esta tecnología podría generar un ahorro por casa de hasta $180 mil anuales en agua caliente, lo que para una vivienda de 2.000 UF equivale al pago de un dividendo.

Según proyecciones del Ministerio de Energía y de Acesol, a 2020 sí se generaría un efecto demostrativo, y se estima que el 50% de las viviendas que se construyan dentro del rango de precio tendrían incorporadas estas tecnologías.

Esta franquicia, además, desarrolló un mercado de fabricantes de paneles termo-solares, incluso incorporando innovaciones como la ausencia de cobre y su reemplazo por otros materiales menos costosos, como el plástico, y que ha sido patentado desde Chile hacia el resto del mundo.

Sobre las metas, el director de Acesol plantea que hacia 2020 se espera instalar sistemas para 35 mil viviendas nuevas y otro número similar sólo en empresas de aprobarse la ley.

Fuente: Pulso