GAM cerrará en febrero para refaccionar sus dependencias

5 febrero, 2013

No es que vaya a tener otra cara, pero cuando comiencen las actividades en marzo, el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) tendrá cielos pintados y baldosas nuevas, entre otras cosas.

Para llevar acabo las obras, el lugar cerrará sus puertas entre el 11 de febrero y el 1 de marzo, período en que el Ministerio de Obras Públicas, MOP -que estuvo a cargo de la construcción de ex edificio Diego Portales- se hará cargo de los arreglos.

El proceso está dividido en siete ejes. En primer lugar, se restituirán aspectos menores de la arquitectura, es decir, reparación de cielos manchados y descascarados, arreglo de filtraciones y reposición de baldosas dañadas. Luego, continuarán con revisión de los ascensores y los aparatos de audio y video en el estudio de grabación y otros salones.

El sistema eléctrico también será remodelado, al igual que el estacionamiento subterráneo, donde se instalarán nuevos topes de goma para los vehículos.

“Estas medidas son el final de la primera etapa de construcción del centro y corresponden a algunas observaciones que le hizo Obras Públicas a la constructora antes de finalizar esta etapa”, explica el secretario del directorio del GAM, Cristián Uribe.

Cabe recordar que el centro proyectado por el arquitecto Cristián Fernández, fue abierto al público el 4 de diciembre de 2010, fecha a partir de la cual ha recibido un millón cien mil visitas. Es por eso que las reparaciones se hacen necesarias.

Segunda etapa

Una vez que culminen las obras durante febrero, comenzará la recta final para construir la plaza recién anunciada, la que se ubica en la parte posterior del centro cultural y que servirá para conectar el frontis con la calle Villavicencio.

Esta será levantada alrededor de la obra de Federico Assler, en un espacio que contempla 800 m2.

El proyecto es impulsado por las fundaciones Procultura y Chile Patrimonial y ejecutado por Lateral Arquitectura y Cristián Fernández. Todos los actores están organizando aún mesas de trabajo en conjunto con la Municipalidad de Santiago y los tres ministerios involucrados -Defensa, Obras Públicas y Bienes Nacionales- para determinar quién gestionará el terreno donde se encuentra la plaza.

“Queremos que este espacio quede a cargo nuestro, pero recién en marzo tendríamos una respuesta de las respectivas carteras para decidir cómo manejar el terreno”, afirma Uribe.

Fuente: La Tercera