Galeristas de Santiago, uníos

22 abril, 2013

La creación de la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo es otro signo de pujanza de este mercado identificado con el barrio Alonso de Córdova y espacios como AMS Marlborough, Animal, Artespacio, Isabel Aninat, Patricia Ready y La Sala.

Pero el colectivo también incluye a la nueva generación de estos recintos que se han emplazado en lugares como el barrio Italia y el centro de Santiago. A los tradicionales locales de Vitacura, en la agrupación se suman Die Ecke, en calle José Manuel Infante 1208, y AFA, ubicada a unos pasos de la Plaza de Armas.

Cuando Alonso de Córdova era residencial, el pionero fue el galerista Tomás Andreu, quien llegó en 1990 a Nueva Costanera 3731 con su galería homónima. En 2000 creó Animal en Alonso de Córdova 3105. Ahí se mantuvo hasta el año pasado, cuando vuelve al local inicial. “Hoy mi objetivo principal es promover el coleccionismo”, dice Andreu.

En 1993 arribó al barrio Isabel Aninat. “Usé la casa de mi abuela en Alonso de Córdova 3053. Era chiquita, tipo Ley Pereira. Mi símbolo partió de un grafiti que hizo un niño en mi muralla”, recuerda la galerista. El lugar lo ocupa hoy Emporio Armani, luego que en 2007 la galería se trasladara tres cuadras, a Espoz 3100.

A su vez, Artespacio y AMS Marlborough llegan al sector en 1995. La Sala abre en 1998 y la nueva galería de Patricia Ready se instala en 2008 en Epoz 3125.

Rosita Lira y María Elena Comandari, directoras de Artespacio, destacan la variedad de la oferta de este barrio cercano al Parque Bicentenario, tiendas de lujo y hoteles. “Nuestro público se ha ampliado a turistas que compran y quieren conocer el arte chileno. Antes de viajar al sur a pescar, adquieren obras”, indica Comandari, presidenta de AGAC.

La aparición de nuevas salas de arte ha llevado a conformar circuitos donde el visitante puede encontrar varias galerías en un solo lugar. A su vez, estas rutas se ven enriquecidas por los atractivos de cada sector. La sofisticación en Alonso de Córdova, el valor patrimonial del centro de Santiago y los característicos restauradores y talleres de artistas del Barrio Italia, junto a su nuevo polo de tiendas de diseño decoración. “Cada uno de estos barrios desarrolla su propia personalidad, atrayendo a públicos diferentes, pero que van rotando”, dice Comandari.

Die Ecke se instaló en Barrio Italia en 2005. El arquitecto Paul Birke montó primero su oficina en un ex almacén de Clemente Fabres esquina José Manuel Infante y luego la actual galería. De hecho el nombre de la sala significa esquina en alemán.

“La idea salió junto con los artistas del sector, de hacer la galería del barrio. Lo bueno de acá es que se mantiene la escala humana, hay comercio donde encuentras un almacén, el sastre y el zapatero”, precisa Birke.

En esta zona convergen otros espacios que no forman parte de la asociación: Galería 13, Taller Bloc, Factoría Italia y Local Arte Contemporáneo. “Cerca también están Hall Galería, Galería MICH y Armada. Son proyectos creados por artistas en sus propias casas o talleres”, explica Alejandra Villasmil, editora de la revista web especializada Artishock.

Un camino inverso es el que hizo Galería AFA al repoblar de arte el centro de Santiago. En 2009 se trasladó de Providencia, a un amplio departamento en pasaje Phillips 16, a un costado de la Plaza de Armas, en el mismo edificio donde vivió el ex Presidente Jorge Alessandri por 40 años.

“Nos importa que el lugar esté constantemente vivo, aquí tenemos un valor patrimonial y un espacio de calidad”, dice una de las directoras, Elodie Fulton.

Además de AFA, en el sector destacan Plop, Galería Gabriela Mistral, Sala Gasco, Sala Blanca del Centro de Extensión UC, Galería Bech, Fotogalería del Instituto Arcos y La Vitrina, del Centro La Moneda. Así, el arte llega al centro de la capital, tal como lo hizo Carmen Waugh en 1955, cuando abrió en un subterráneo de Bandera 183 la primera galería de Santiago. Su padre tenía un taller de marcos y para aprovechar el espacio, organizó exposiciones con obras de los jóvenes Nemesio Antúnez, Mario Toral y José Balmes.

Fuente: La Tercera