Fernando Castillo Velasco: 1918 – 2013

19 julio, 2013

Fueron 94 años de fructífera obra, tanto arquitectónica como de servicio público. Ayer nos dejó Fernando Castillo Velasco, uno de los grandes arquitectos chilenos del siglo XX, y formador de generaciones de profesionales gracias a sus años dedicados a la docencia.

Para el Presidente de la Asociación de Oficinas de Arquitectos AOA, Yves Besançon Prats, Castillo Velasco fue “ante todo un servidor público, y que como arquitecto fue pionero en crear una arquitectura comunitaria, siendo visionario en proponer nuevos sistemas comunitarios para gestionar las nuevas formas de convivencia de los ciudadanos en lo que ha temas habitacionales se refiere”.

Su legado

Nacido en Nacido en Santiago el 15 de agosto de 1918, estudió en el Liceo Alemán, y Arquitectura en la Universidad Católica. En estos dos establecimientos conoció a quienes serían sus socios durante 25 años en la mítica oficina B.V.C.H. (de las iniciales de sus integrantes: Carlos Bresciani, Héctor Valdés, Castillo y Carlos Huidobro). Con ellos crearía desde fines de los años 50 y durante los 60 algunas de las obras más importantes del Movimiento Moderno en Chile, como la Unidad Vecinal Portales, las Torres de Tajamar y la Universidad Técnica del Estado (hoy Universidad de Santiago). Revisar artículo relacionado aquí

Estuvo vinculado a la comuna de La Reina incluso antes de la creación de esta, en 1963, pues se crió en la quinta Los Guindos, entonces Ñuñoa. Castillo, al igual que su hermano Jaime, era militante de la Democracia Cristiana. En 1964, el Presidente Eduardo Frei Montalva lo designó como el segundo alcalde de la recién creada comuna.

En 1965 fue elegido democráticamente y ocupó el cargo hasta 1968. En ese período se construyó Villa La Reina y ayudó a Violeta Parra en su proyecto de la carpa. Incluyendo varias reelecciones, volvió a ser alcalde entre 1992 y 1994, y luego entre 1996 y 2004. Tanta es su relación con La Reina que 1 de julio recién pasado fue declarado Padre Ilustre de La Reina, al cumplirse 50 años de la existencia de la comuna.

Sus años al frente de la Universidad Católica fueron tal vez los de mayor exposición pública. Habiéndose titulado en ese plantel en 1947, era profesor de la Facultad de Arquitectura desde 1958. En su período como rector tuvo dos ofrecimientos para ser ministro de Vivienda, de parte de los presidentes Frei Montalva y Salvador Allende. En el último caso, su partido se opuso.

Se autoexilió en 1974 en Inglaterra, donde ejerció labores docentes en la Universidad de Cambridge. Luego de una corta estadía en Venezuela, volvió a Chile en 1978. Entonces participó en la revista Análisis e hizo clases en la Academia de Humanismo Cristiano.

En los años ochenta se dedicó a las que consideraba sus más sentidas obras arquitectónicas: las Comunidades Castillo Velasco. En 1983 obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura.

Castillo fue un gran fumador hasta que un cáncer a la garganta obligó a operarlo en 1987, quedando con daño en sus cuerdas vocales.

Tuvo un fugaz paso por la Intendencia de Santiago, entre marzo y septiembre de 1994. Dejó el cargo por discrepancias sobre el recorrido de una marcha.

Dos libros son de importancia para conocer su pensamiento: “Los tiempos que hacen el presente” (1997), en que aborda su labor como rector, y “Lecciones del tiempo vivido”, memorias publicadas al cumplir 90 años en 2008.

La biografía “Tiempos que muerden” se publicó en 1998. Su autora, Faride Zerán, lo recordó en El Mercurio: “Yo destacaría como legado esa impronta humanista, de un hombre con una gran vocación de servicio, una gran vocación pública y una mirada muy humana y libertaria de las cosas”.

A juicio de Besançon, el legado de Castillo Velasco perdura hasta el día de hoy, como sus aportes en la Universidad Católica y en la Municipalidad de La Reina, así como las Comunidades Castillo Velasco, entre otros.