Factores a considerar para una decisión informada

12 octubre, 2016

La elección de un departamento es más que la adquisición de una propiedad, se trata de la ejecución de un proyecto de vida. Por ello, es necesario atender elementos internos y externos.

departamento-exxacon

Diseño, equipamiento, conectividad y elección del barrio son factores clave al considerar la elección de un departamento.

Según comenta Ignacio Hernández, vicepresidente de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), la ubicación del proyecto es un atributo esencial, ya que cada núcleo responde a necesidades distintas: “Pensando en cómo se quiere vivir, es posible elegir dónde hacerlo. Es necesario atender la calidad de vida del barrio, el acceso al transporte público y la conectividad vial, el equipamiento comercial, de servicios y la proximidad a áreas verdes y centros de recreación”.

Respecto del diseño, la tendencia es la compactación e integración de los espacios y su incorporación como elemento de valor. Ajuicio del arquitecto, el diseño junto a la calidad, los costos y una respuesta apropiada a los requerimientos estéticos, de uso, estabilidad y durabilidad, se conjugan para lograr un resultado óptimo.

Al visitar el departamento piloto, es recomendable atender la flexibilidad en el uso de los espacios y su integración. Con progresiva frecuencia se han ido unificando las unidades espaciales en zonas como sala, comedor y cocina, en una tendencia que la arquitectura y el interiorismo han logrado nutrir, de la mano de la tecnología y el diseño. “Hoy, convergen las actividades domésticas en un solo espacio, articulando un uso y vivencia multifuncional de la vivienda”, señala.

Al considerar la adquisición de un proyecto, también es necesario considerar la calidad del equipamiento. Según el tamaño del proyecto, su ubicación y el perfil del comprador, existe una propuesta de servicios comunes específica. Gimnasio, piscina, sala mutiusos, bicicletero, lavandería, baños y camarines para trabajadores de conserjería y mantención son opciones que, si bien instalan ventajas comparativas, también impactan en el costo de los gastos comunes y en la selección del perfil del habitante.

En tanto, la iluminación y la incorporación de mejoras en el confort interior se han instalado como elementos de valor. Aislación térmica, acústica y los sistemas de climatización, son algunos ejemplos.

Respaldo y confianza

Al elegir departamento, también es necesario reconocer los atributos de quienes ejecutan y mantienen el proyecto. Es fundamental conocer la experiencia de la inmobiliaria y sus arquitectos, y la calidad de los servicios de asistencia y postventa.

Lee la nota publicada en La Tercera.