Estudio revela que alcaldes son las autoridades más "importantes" en Santiago

14 marzo, 2013

Cuando la fundación suiza Avina y la ONG Ciudad Viva se acercaron al Laboratorio Ciudad y Territorio de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Diego Portales (UDP) en 2010, le propusieron hacer con Santiago lo que venían haciendo hace 10 años en otras capitales como Bogotá y Río de Janeiro: medir cuán organizada estaba la ciudadanía para que esta pudiera incidir en el curso que tomaban las políticas urbanas. Así, les darían las herramientas necesarias a los santiaguinos para ganar calidad de vida.

Decidieron entonces desarrollar en conjunto un estudio que cuantificara el estado de satisfacción de los ciudadanos con su lugar de residencia. Así, nació “Santiago cómo vamos”, la primera encuesta ciudadana sobre percepción a la gestión y calidad de vida en la capital.

En marzo de 2012 determinaron tomar un universo de 1.600 personas, repartidas en las 34 comunas de Santiago y agrupadas estas en cuatro zonas: sur, poniente, oriente y centro-norte. El objetivo fue medir seis aspectos, como la gestión urbana y participación ciudadana, satisfacción barrial, transporte, movilidad, demografía y expectativas.

Los resultados -que se dan a conocer hoy- entregaron un sinmúmero de claves y entre la que destacan los encargados del estudio fue el grado de valoración que los santiaguinos dan a la figura del alcalde: un 43,8% cree que hoy es su edil quien dirige la ciudad mientras que un 20,2% estima que lo es el intendente. Lo que sí deja claro el documento, es que un 61% considera que no es el “gobierno nacional” el que está “interesado” por solucionar los problemas específicos de cada vecino.

Asimismo, un 58% manifiesta que el alcalde es quien debe seguir administrando el buen funcionamiento de la capital y sólo un 15% piensa que esa labor debiera hacerla un alcalde mayor (un único encargado de coordinar las políticas urbanas dentro de una ciudad, como existe en Nueva York, Barcelona, Bogotá y Londres, entre otros).

Pese lo anterior, los encuestados evalúan sólo con nota 4,7 a la autoridad edilicia, una calificación que está por encima del ministro de Vivienda (4,5), Obras Públicas (4,5), Transportes (4,0) y del intendente (4,2).

El director del Laboratorio Ciudad y Territorio de la UDP, Genaro Cuadros, explica que “el alcalde se convierte en la persona llamada a comandar la ciudad, pero también sobre la que recaen todas las críticas. Por un lado hay un 46% de los consultados que afirma que los ediles responden a los intereses de su comuna, pero califica la gestión de los municipios con un 3,9. Sin embargo, los municipios no tienen atribuciones para hacerse cargo de la ciudad”, agrega Cuadros.

El estudio midió también los atributos que los vecinos piensan que debiera tener una autoridad municipal: más de la mitad prefiere que “resuelva problemas” y en menos medida que “tenga liderazgo” y “autoridad”. ¿Que sea querido? Sólo un 7,5% dice que necesario.

Empoderados

Otro de los puntos consultados, fue el poder que les gustaría tener a los vecinos para decidir si una gestión está siendo bien hecha o no.

Un 28,5% valoraría contar con una herramienta democrática para revocar el mandato de un edil que no está cumpliendo con lo prometido. “Esta cifra es significativa, es algo que no se había medido”, asegura Cuadros.

En este caso, un 32,2% se afirma en la idea de convocar a un plebiscito frente a la opción de hacer una asamblea con la autoridad (28,1%).

A Cuadros le llama la atención la cifra, pues aunque no supera el 50%, revela una necesidad de los ciudadanos de “tener el control sobre el poder que se le delega a los representantes”. El académico destaca, eso sí, que un 72,9% de los habitantes de las comunas no conoce a las directivas de las juntas de vecinos.

Municipios verdes

Genaro Cuadros dice que la encuesta arrojó que los santiaguinos considera a su capital como “contaminada y congestionada”. Pese a ello, la mayoría (un 44,1%) estima que la ciudad “va por un buen camino”. De este porcentaje, el sector oriente es el que arrasa con un 56,8%, seguido por el centro-norte (49,3%), el poniente (45%) y el sur (36,4%).

En ese aspecto la opción de ser una comuna preocupada del medioambiente, está entre las prioridades de los vecinos: un 35,6% cree que los municipios debieran incorporar el reciclaje como prioritario y 34,7% el fomento a la bicicleta. La protección al patrimonio es algo que le preocupa sólo a un 10,5% .

“Por lo general, son las mujeres entre 40 y 60 años las que optan por el reciclaje, mientras que el fomento a la bicicleta es pedido por los varones”, manifiesta la autoridad de la UDP.

Fuente: La Tercera