Estudio prevé que la Región Metropolitana podría quedarse sin suelo disponible para las construcciones en 2017

1 abril, 2013

Algunos de los factores que inciden en el alza de los precios de las viviendas son los altos costos de edificación y de los terrenos, debido a su menor disponibilidad.

Un reciente estudio de LarrainVial -realizado para sus clientes- señaló que “hay escasez de terrenos en Santiago y en Chile, ya que los planos reguladores constriñen la expansión de las zonas urbanas y el regulador no tiene disposición a cambiar esta situación”.

El documento -proporcionado a este medio por fuentes del rubro inmobiliario- detalla la actual disponibilidad de terrenos urbanos en el Gran Santiago. Señala que en 2012, en la Región Metropolitana, quedaban cerca de cuatro mil hectáreas disponibles para construir, 2.300 hectáreas menos que en 2007.

Añade que si se considera un ritmo de construcción anual de 800 hectáreas, la RM se quedaría sin tierra para edificaciones en 2017.

“A pesar de que existe la posibilidad de utilizar terrenos donde existen edificaciones previas, el proceso es más lento y costoso”, agrega el informe.

Al revisar algunas de las comunas de la RM, las cifras de LarrainVial revelan que la disponibilidad de terrenos se concentra en sectores periféricos, orientados a familias de bajos y medianos ingresos. Aquí destacan San Bernardo y Puente Alto, donde igualmente se observa un avance en el consumo de superficie entre 2007 y 2012 (ver infografía).

Las comunas del sector oriente -como La Reina, Vitacura y Las Condes- son las que muestran menor oferta de hectáreas para nuevas construcciones.

Aunque en el estudio no se menciona, el Gobierno está tramitando desde hace varios años la aprobación del Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS 100) que añadiría cerca de 10 mil hectáreas urbanas a la capital.

Sin embargo, los primeros proyectos inmobiliarios en esos nuevos terrenos estarían saliendo recién cinco años después de la puesta en marcha de esa iniciativa.

Fuente: El Mercurio