Entrevista a Yves Besançon, presidente de la Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile

26 febrero, 2013

La Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile fue fundada hace catorce años en 1998 con el objetivo de promover el progreso y protección del ejercicio libre de la profesión de las Oficinas de Arquitectos, principalmente en el ámbito del desarrollo de proyectos.

Con 16 millones de habitantes, Chile está experimentando un gran desarrollo económico. El presidente de esta asociación es el arquitecto Yves Besançon, responsable junto a su oficina ABWB Arquitectos, de uno de los proyectos más emblemáticos del país andino, el Costanera Center que, entre otros edificios, cuenta con el rascacielos más alto de Sudamérica, obra del arquitecto César Pelli.

Chile parece ser el gran “mercado” dentro de los países de América Latina que están experimentando un gran crecimiento socio-económico. ¿Nos puede hacer una radiografía de la situación de la construcción y de la arquitectura de Chile?

En estos últimos años, y me refiero a los últimos 30 años, nuestro país abrió su economía al mundo global, antes que el resto de América Latina, lo que le permitió transformarse en país plataforma para la instalación de las casas matrices de las compañías internacionales que vieron una oportunidad de expansión para su crecimiento. Chile es un país que es gobernado con una gran responsabilidad en lo político y con mucha seriedad en lo financiero, además de tener los más bajos índices de corrupción de América Latina, siendo, también, el único país de América del Sur que pertenece a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Todo ello ha contribuido a desarrollar una fuerte y sana economía que ha permitido un acelerado y sostenible crecimiento en el sector de la construcción tanto en el ámbito público, a través de alianzas estratégicas con el mundo privado, como en un productivo sector de la construcción liderado por eficientes desarrolladores inmobiliarios y empresas constructoras.

En estos momentos, se vive un gran auge en nuestro sector y los arquitectos están realizando cada día mejores proyectos que han puesto a la arquitectura chilena en un lugar muy destacado dentro del contexto internacional.

En estos momentos, y dentro del marco del sector de la construcción, ¿cuál es el segmento más dinámico?

En 2012, Chile creció un 5,5%, siendo una de las economías que más ha crecido en el mundo en medio de una crisis que parece no aflojar. Esto ha impulsado inversiones interesantes en todos los sectores, siendo el segmento más dinámico, sin duda, el de la Vivienda seguido por el de los Edificios de Oficinas, pero no podemos ignorar el gran desarrollo que muestran el pequeño y gran comercio junto con el dinamismo del sector hotelero que, en América Latina, es uno de los sectores con más potencial de crecimiento.

¿Cómo se ve la situación de la construcción española desde Chile?

Vemos con preocupación que la economía española se haya visto afectada por lo que llamamos una burbuja inmobiliaria dentro de la crisis. Creemos que Chile no debe cometer los mismos errores que llevaron a esa crisis, donde es evidente el peso que ha tenido el descontrol en los préstamos bancarios para compradores especulativos que ni siquiera buscaban vivienda para aumentar su valor.

Además, préstamos de 100% e incluso de hasta 120% para adquirir un inmueble son absolutamente insostenibles en el tiempo y suele pasar lo que ha sucedido en su país. Un efecto dominó causado por los impagos dejando a sus eventuales propietarios en la calle. Un manejo más responsable y controlado del sistema de préstamos bancarios es un factor muy necesario para no sobrecalentar la adquisición de bienes que después no pueden pagarse y se esfuman o desaparecen como el agua entre los dedos.

En Chile, los bancos no pueden administrar ni efectuar negocios de tipo inmobiliario. Por ello, cuando un comprador no puede pagar, el banco que se hace con ese bien debe deshacerse de él dentro del mismo año al precio que se le pague, para lo que se publican listas para que todos los ciudadanos puedan acceder a su compra. Esta estrategia evita la acumulación de propiedades cuyos precios no bajan, lo que produce un descalabro de magnitud y una sobreoferta a precios descabellados e irreales.

En su país, el Estado ha debido acudir en ayuda de la Banca como una medida de urgencia que, bajo mi punto de vista, es muy poco justa con las necesidades de los que, en verdad, están afligidos económicamente y a quienes, por otra parte, nadie ayuda.

¿Creen que los arquitectos y las empresas españolas de la construcción pueden colaborar con Chile? ¿Hay oportunidades de negocio? ¿Y de trabajo?

Después de lo que he comentado, sólo les puedo decir que Chile es un país muy atractivo para hacer negocios y para desarrollar nuevos proyectos. En la actualidad, existe, una fuerte inmigración procedente de Europa, principalmente de España, de profesionales calificados, lo cual es una gran aportación para nuestra economía y para nuestra manera de hacer las cosas al conocer otras ideas y maneras de pensar.

Usted como arquitecto es responsable del proyecto Costanera Center. ¿Nos puede explicar en qué consiste?

Hace 24 años, desde 1988, que nuestra Oficina es la encargada de desarrollar este megaproyecto de 700.000 m2 de superficie. El proyecto consta de un Centro Comercial de seis niveles, que se han agrupado por tiendas temáticas de hombres, mujeres, niños, deportes, de 40.000 m2 cada uno, más un nivel de cines. Además, el edificio tiene cinco plantas subterráneas para estacionamientos con 5.700 plazas, sumando 250.000 m2 construidos

Todo ello generó la construcción de puentes sobre el rio Mapocho y el Canal San Carlos, laterales al terreno, creación de nuevas calles y pasarelas peatonales y aceras que duplicaron sus anchos normales hasta los 11 metros. Además el proyecto tendrá cuatro torres de oficinas y hoteles. La torre más alta es un rascacielos de 300 metros de altura que ha sido proyectado por el arquitecto César Pelli en asociación con nuestra oficina, tratándose de la torre más alta de América del Sur. Una segunda torre, de 105 metros de altura, albergará oficinas y un hotel. Estos dos rascacielos ya están construidos y serán inaugurados este mismo año. Otras dos torres gemelas, de 170 metros de altura cada una, completan el conjunto, se construirán en una segunda etapa, albergando oficinas y un hotel de lujo.

Pregunta: En este sentido, ¿es Barcelona un modelo arquitectónico y urbanístico de referencia para ustedes?

Barcelona es una ciudad delirante para los arquitectos de todo el mundo. Su planificación urbanística y la belleza de sus edificios son factores que son materia de estudio en Universidades de todas partes. Por ejemplo, el plan Barcelona, que permitió una ciudad con buenos edificios y un espacio público de calidad. Barcelona es reconocida por los estudiantes sudamericanos que, en gran número han ido allí a hacer sus posgrados y doctorados en arquitectura, y que, además,  son hoy los mejores embajadores de lo que allá vivieron en carne propia.

Arquitectos como Jean Nouvel, Ricardo Bofill y otros desarrollaron sus emblemáticas obras en momentos de gran auge, pero siempre emplazadas de acuerdo a la valoración que la ciudad quería para sus barrios en los nuevos proyectos. La influencia gaudiana es algo que la ciudad lleva en su sangre, que la tiene digo yo, lo que ha hecho que Barcelona no tema a los grandes proyectos y que, al mismo tiempo, se puedan realizar proyectos medianos, que son los que van conformando el carácter urbano muy europeo de la ciudad con la edificación continua de morfología unitaria, las esquinas ochavadas y un espacio público que valoriza la vida de Barcelona.

Los proyectos de los starchitects en Barcelona están de retirada a causa de la crisis y es por ello que lo que los nuevos edificios deberán ser más modestos, lo que pondrá el acento en una arquitectura más acorde con el Plan Barcelona original y con los tiempos de austeridad que exige la coyuntura actual. Esto permitirá una mayor intervención en los barrios y dar continuidad al Plan Barcelona de hace 30 años, cuyo mayor mérito ha sido la apertura de la ciudad en varios kilómetros con un nuevo frente marítimo y la mejora urbana de grandes y extensas áreas degradadas.

Las políticas de integración urbana son, hoy más que nunca, indispensables para asegurar una buena calidad de vida y convivencia ciudadana, lo cual en nuestras ciudades americanas no ha sido bien entendido, optando por la desintegración y la exclusión de sectores más pobres y postergados, condenándolos a un modo de vida que no es acorde con el justo reparto de los beneficios de una ciudad respetuosa e igualitaria con todos y cada uno de sus habitantes.

El ejemplo de Barcelona en este sentido es muy adecuado y conveniente como experiencia para nosotros.

Pregunta: Desde 1979, Fira de Barcelona organiza Construmat Barcelona, el salón de la construcción más importante de España y uno de los tres más relevantes de Europa, siendo referente a nivel mundial, con la participación de proyectos y expositores nacionales e internacionales. En esta edición, el salón ha decidido cruzar el Atlántico para presentarse como plataforma comercial para España y América Latina. ¿Cuál es su opinión?

Construmat Barcelona es un puente entre España y América Latina. La numerosa participación de empresas y profesionales de ambos continentes es, sin duda, una fuente de intercambio y de cooperación muy necesaria en estos tiempos de globalización, en los que la generación de nuevas alianzas ha sido un factor de crecimiento entre ambos extremos del puente y en otras partes del mundo.

Lo importante es saber dónde instalar los estribos en ambas puntas del puente, es decir, en ciudades que respondan a una equivalente respuesta a los intereses de los empresarios y profesionales de ambos lados del Océano Atlántico. Es evidente, y las cifras así lo demuestran, que Chile y España tienen mucho que aportarse mutuamente y nosotros estamos en una punta del mundo que tiene buenos resultados y dispone de un gran potencial para trabajar en conjunto con el resto del mundo y, por supuesto, con Barcelona.

Pregunta: En este sentido, ¿la AOA tiene previsto potenciar la presencia de la arquitectura chilena en el Foro Contract, que tendrá lugar en Construmat 2013?

Estamos preparándonos para que ello pueda producirse. Hemos establecido los contactos buscando el apoyo de los organismos del Estado que pueden cooperar con nuestra Asociación para que el proyecto de participación en Construmat Barcelona sea una realidad en mayo de este año.

Pregunta: ¿Nos podría decir cuántos proyectos traerán a Barcelona y quiénes se van a presentar?

Es prematuro aún aventurar cifras, pero durante el próximo mes estaremos en condiciones de indicar quiénes y cuántos participarán en esta promoción de la Arquitectura de Chile, que es nuestra marca para participar en estos foros y convencer a otras organizaciones para que se sumen a este proyecto.

Pregunta: Por último, ¿qué esperan de Construmat Barcelona 2013?

Establecer contactos y conocer nuevas realidades es nuestro principal objetivo en estos viajes de intercambio. Durante 2012, hemos participado en una misión tecnológica con nuestros asociados Aedes Berlin Forum; en Paris, con la Sociedad Francesa de Arquitectos; y en Bilbao, con la Sociedad de la Ría que se encargó de la nueva Bilbao, a partir de 1994. También hemos estado en ARQ-LATAM en Ciudad de Panamá, en la feria SAHIC de hostelería de Lima (Perú) y en la Expo Real Estate de Buenos Aires (Argentina).

En marzo de 2013, estaremos presentes en el MIPIM de Cannes (Francia) y creemos que Construmat Barcelona estará a la altura de nuestras expectativas de relacionarnos con el mundo de la arquitectura y la construcción en un ambiente enriquecido por la innovación y la tecnología en nuestro sector.

Fuente: Construmat Barcelona