El mercado inmobiliario de lujo en Vitacura

10 julio, 2015

Esta comuna tiene sectores residenciales orientados al segmento ABC1, con viviendas en amplios terrenos y con elementos diferenciadores como su ubicación, tecnologías de seguridad y un diseño superior. Santa María de Manquehue y Jardín del Este son buenos ejemplos.

LaTercera-ProyectosinmobiliariosenVitacura-11B

El mercado premium no se limita a autos y marcas de lujo, también incluye la industria inmobiliaria que busca terrenos en sectores privilegiados de esta comuna, en cuanto a ubicación y conectividad, para desarrollar en ellos proyectos residenciales que pueden costar hasta 15.000 o 20.000 UF.

En Vitacura, un sector que ha concentrado esta oferta de alta gama es Santa María de Manquehue, principalmente con casas de categoría superior y amplios terrenos. Este barrio nació en lo que fueron los terrenos de la Viña Manquehue, de la familia Rabat, entre los faldeos del cerro Manquehue y la ribera norte del río Mapocho, que luego fueron loteados dando origen al desarrollo residencial en esta zona. “José Rabat, hace unos 35 años, tuvo la idea de hacer un master plan y así este barrio se fue consolidando como un sector distinto, que sigue los lineamientos de una ciudad jardín”, comenta Pablo Larraín, vicepresidente de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA). Su ubicación privilegiada, los amplios terrenos para edificar casas, e incluso detalles como la linda vista impulsaron a Santa María de Manquehue como un sector residencial ABC1 en Vitacura. “Primero esto se da por su ubicación, a medida que se sube por el cerro Manquehue se aproxima a Lo Curro, que es un sector de alta valoración por parte del segmento ABC1. Además las casas tienen en promedio terrenos de 800 a 1.000 m2, muy bueno para una ciudad como Santiago y además con una linda vista”, dice Pablo Larraín.

Ubicación y entorno

Los principales atributos de este barrio son su ubicación, conectividad y entorno, factores que explican la condición premium que adquirió la oferta inmobiliaria en Santa María de Manquehue. “Principalmente su ubicación es muy buena, porque está en Vitacura y con muy buena infraestructura y servicios, como colegios, supermercados, además de centros deportivos como el Club de Polo. Por ello, Santa María de Manquehue es hoy un sector muy central en la ciudad”, destaca Larraín.

¿Qué condiciones definen a un proyecto inmobiliario de alta gama? Santa María de Manquehue y otros sectores de Vitacura tienen casas y departamentos con atributos diferenciadores. “Primero el diseño, que se constituye como el elemento diferenciador de la oferta inmobiliaria premium. El diseño no es sólo una buena arquitectura, también implica la calidad de los materiales y de la distribución de espacios. Además los proyectos premium incorporan tecnología de vanguardia como la robótica y otras relacionadas con la seguridad, que es otro atributo esencial en esta oferta”, precisa el arquitecto de AOA.

Un sector cotizado

En Vitacura, el sector de Jardín de Este -ubicado en el cuadrante de Américo Vespucio, Manquehue Norte, Escrivá de Balaguer y Luis Carrera- tiene alta demanda y una reducida oferta, lo que ha elevado de manera importante el valor de las casas y terrenos en este barrio, conocido como el oasis de Vitacura. Su origen proviene de un loteo más antiguo que el de Santa María de Manquehue, y ambos destacan por buena ubicación, así como por sus casas y terrenos amplios.

“Sus calles no tienen la típica vereda de Santiago, sino una de adoquines, lo que le da un carácter exclusivo. Es un barrio muy bien ubicado en la ciudad, muy apetecido por inversionistas que quieren renovar sus casas antiguas en sus terrenos amplios. Incluso los precios en Jardín del Este son levemente superiores a los de Santa María de Manquehue”, afirma Pablo Larraín, de AOA.

El arquitecto destaca la cotización en alza de este barrio: “Probablemente Jardín del Este en Vitacura es hoy el barrio más caro de Santiago. Y de seguro es el más apetecido para quienes quiere renovar sus casas antiguas, o demolerlas para construir una nueva en sus terrenos de 1.000 o 2.000 m2”.

Revisa la nota publicada en La Tercera.