Edificios de oficinas, los protagonistas indiscutidos del mercado

22 marzo, 2013

Las fichas ya están jugadas.

La inversión en sector construcción registraría este año un crecimiento de 7,3% anual, según estima la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). Este incremento estaría impulsado principalmente por el subsector infraestructura privada –que explica dos tercios de la inversión total en construcción–, el cual compensaría en parte el menor aumento que exhibiría el subsector vivienda durante 2013.

Es precisamente el sector no habitacional, compuesto por oficinas y comercio, el que está llamado a tener un papel fundamental en el dinamismo del mercado de inversión inmobiliario. Sin ir más lejos, en el último informe macroeconómico de la Cámara Chilena de la Construcción (Mach) , se proyecta un gasto en construcción en el sector oficinas de US$300 millones para 2013. Un año muy activo desde la óptica de los especialistas.

“El 2013 se espera que sea un año muy dinámico. Nuevos ingresos aumentarán la oferta del actual mercado de oficinas en la ciudad Santiago, estimándose una producción de 171.830 metros cuadrados para edificios Clase A y de 129.703 metros cuadrados para edificios Clase B. En ambos casos, las comunas de Las Condes y Providencia lideran los nuevos ingresos y desarrollos del mercado”, comenta la encargada de research de la firma de servicios inmobiliarios CBRE, Verónica Melys.

En la industria hay tranquilidad, principalmente por la marcha de la economía. El positivo 2012 traerá buenas repercusiones para el presente año, lo que sin duda se verá reflejado en mercado de oficinas local, ya que está fuertemente ligado a los ciclos económicos internos.

“Hay una demanda que está presente, por el momento no está del todo satisfecha. Por eso creemos que habrá un aumento en los precios de las propiedades. Pero aún así, un aspecto a considerar es el crecimiento de la economía nacional que mantendrá la demanda en niveles estables”, manifiesta el consultor inmobiliario Jack Alaluf.

Otro punto a favor, es la estabilidad política y financiera chilena, que combinada con los altos retornos que ofrece el mercado inmobiliario del país ha atraído un número creciente de inversores internacionales que han comprometido inversiones directas por un valor cercano a los US$ 1.000 millones, donde destaca la llegada de capitales alemanes o españoles.

Nuevos proyectos en construcción Este será un año muy fructífero en materia de culminación de proyectos emblemáticos en la capital. Estarán listos 487.862 metros cuadrados de oficinas clase A y B, lo que principalmente se situarán el sector oriente de Santiago.

Algunas iniciativas relevantes que verán la luz, serán el Edificio Patio Foster emplazado en la esquina de Enrique Foster con Apoquindo ostentando una ubicación prime dentro del mercado de Las Condes, el proyecto Parque Titanium, que consta de tres torres, de las cuales se espera dos de ellas ingresen durante el presente año, el proyecto Nueva Apoquindo ubicado en el eje Apoquindo- Los Dominicos, el edificio Bucarest en el eje Andrés Bello en la comuna de Providencia, el edificio Torre Huérfanos ubicado en una de las principales calles del Centro de Santiago, aportando un edificio de alto confort y tecnología dentro de la zona tradicional de la Capital.

Cuestión de precios Desde el 2010 la absorción constantemente ha sobrepasado la superficie disponible, llevando la tasa de vacancia cercana a cero.

“Actualmente la oferta no ha sido capaz de dar respuesta a la alta demanda existente, por tanto muchos de los nuevos proyectos hoy en construcción, comprometen sus superficies útiles antes de ingresar al mercado”, manifiesta Verónica Melys.

Debido a lo anterior, los precios han presentado una tendencia al alza, relacionada a la alta demanda y escasez de oferta. Todo lo anterior genera un panorama muy atractivo para los inversionistas, quienes ven un excelente momento para posicionarse en inversiones inmobiliarias ante las inmejorables perspectivas de consolidación, desarrollo, y recorrido de precios que presenta el mercado de Santiago.

“En el mercado de la venta de oficinas, encontramos un fenómeno diferente, ya que prácticamente no existen proyectos clase A y A+ a la venta, entonces, dada la escasez de producto y al gran interés de los fondos de renta por este tipo de activos, podemos prever una tendencia moderada al alza de éstos precios”, comenta Jaime Araya, managing director de Colliers, quien añade que históricamente, el precio en el mercado de oficinas para arriendo se ha mostrado estable, sin dramáticas variaciones. Esto se debe, en gran parte, a que en el negocio inmobiliario comercial se manejan contratos a largo plazo -5 años promedio.

Para los especialistas, los precios se mantendrán al alza, pero solo hasta que se consoliden los nuevos proyectos de oficinas, donde Las Condes se lleva más de la mitad de los metros cuadrados que se esperan en 2013, con 12 edificios clase A, principalmente en el sector de Apoquindo. Providencia y Santiago Centro participarán con dos y tres edificios de oficinas, respectivamente “Debiéramos llegar el 2013 con los 400.000 metros cuadrados aproximados que debiesen entrar este año, con la salvedad que un porcentaje importante de estos metros cuadrados se encuentran pre colocados a edificios corporativos- estimamos que el precio del arriendo debiera mantenerse con una leve tendencia a la baja, lo que generará oportunidades para las empresas que busquen nuevas oficinas para 2013 y 2014, no sólo en menores precios, sino que también en una gran variedad de productos para elegir”, manifiesta Jaime Araya de Colliers.

Fuente: Pulso