Diseñan viviendas sociales energéticamente eficientes

4 febrero, 2013

¿Cómo diseñar una vivienda social energéticamente eficiente? Con una orientación que privile-gie la iluminación solar, con materiales que retengan el calor en invierno y lo liberen en verano y conjugar todo eso con espacios verdes.

“El punto de encuentro entre ambos conceptos es la arquitectura”, sintetiza Carlos Coronado, quien acaba de ganar el concurso “Una vivienda digna para los nuevos desafíos. Una nueva mirada a la vivienda pública”, organizado por Enmateria, empresa de servicios de arquitectura, y Un Techo Para Chile y apoyado por las empresas Metecno y Hebel.

La propuesta de Coronado fue la que convenció al jurado compuesto, entre otros, por Enrique Browne, Premio Nacional de Arquitectura; Chris Whitman, experto en eficiencia energética del Laboratorio de Energía e Iluminación de la U. Andrés Bello, y Darío Oyarzún, arquitecto Vivienda Definitiva Techo Chile.

La competencia, en la que participaron cerca de 500 arquitectos nacionales, propuso a los concursantes simular una solución de viviendas sociales para un grupo de habitantes de la comuna de San Bernardo.

“La sustentabilidad no es un lujo, sino una necesidad de todos y de ahí que resulta muy atractivo incorporarla con nuevos materiales que favorecen este tipo de construcción y pueden hacerla atractiva y conveniente”, dice Coronado.

Las viviendas diseñadas por el experto son de dos pisos y 55 m2, ampliables otros 16 m2. Pero más allá de la distribución, es su diseño arquitectónico el que rompe los estándares de este tipo de construcciones.

Por ejemplo, para optimizar el uso de la luz, el proyecto consideró que todas las habitaciones que tengan carácter comunitario (comedor, cocina) estén ubicados en la cara norte, la que contiene mayor exposición solar, proporcionando iluminación natural todo el año, lo que genera un ahorro energético al reducir el uso de iluminación artificial.

Para solucionar la mayor exposición solar, que produce un aumento de calor, se creó, además de un patio interior en el lado sur, un sistema de ventanas y un tragaluz en el techo, que permite una mejor ventilación de la vivienda.

Además, su emplazamiento aprovechará la ventilación cruzada que se produce al interior de la vivienda y las ventanas del lado norte de la construcción poseen una sobresaliente que las cubre, generando una sombra que no interfiere el ingreso de luz solar.

“La casa está diseñada pensando en su confort térmico. Por ejemplo, se consideró el uso de paneles de poliuretano en la construcción, que mejora sustancialmente la asimilación térmica, manteniendo temperaturas más estables durante el año”, dice coronado.

Todas estas variables permiten un ahorro de hasta 30% entre calefacción y luz.

Por ahora, explica el arquitecto, el proyecto se encuentra a la espera de su desarrollo, cuyo financiamiento se realizará a través del subsidio a la vivienda.

Fuente: La Tercera