Desafíos del piloto del Plan Director Patrimonial para plaza Aníbal Pinto

7 marzo, 2013

¿Qué significará para Valparaíso contar próximamente con 10 planos seccionales? Para la jefa de la Dirección de Gestión Patrimonial de Valparaíso, se trata de un gran paso para la protección del área declarada Sitio del Patrimonio Mundial por la Unesco, pues entrega una radiografía precisa de los inmuebles que están en el sector, catastrando su morfología y arquitectura, lo que implica tener un detalle fino de la volumetría de los mismos, techumbre, altura de pisos, fachada y materialidad.

Esta semana se conoció el término del Plan Director de Gestión Patrimonial (PDGP), instrumento que se envió a Unesco para revisión, que tiene como productos asociados estos nuevos planos seccionales. Estos diez sectores son: Entorno Ascensor Artillería; Barrio Puerto; Cerro Santo Domingo; Entorno Plaza Eleuterio Ramírez; Plazas Sotomayor y Justicia; Barrio Financiero Prat – Esmeralda; Plaza Aníbal Pinto; Cerro Alegre; Cerro Concepción; Urriola – Almirante Montt.

De esta decena de planos, se definió como piloto el de “Aníbal Pinto”, el que ya es revisado también en la Unesco, en París, y por el Consejo de Monumentos Nacionales y la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo en nuestro país. La elección del Plano Seccional Aníbal Pinto dice relación con el significado del lugar “al ser el Portal de Acceso al Sitio del Patrimonio Mundial, además de ser un sector donde la Dirección de Gestión Patrimonial se encuentra desarrollando diversas iniciativas para la puesta en valor del uso comercial y ciudadano. El sector además tiene la particularidad de conformarse claramente a partir de un espacio público relevante y sus edificaciones de alto valor arquitectónico”, expuso ayer la jefa de la Dirección de Gestión Patrimonial de la Municipalidad de Valparaíso, Paulina Kaplan.

Adicionalmente, informó Kaplan, se trabaja en la revisión y actualización de las ordenanzas municipales locales, como por ejemplo, “Ordenanza de Publicidad y Propaganda”, que defina las características de emplazamiento y dimensiones de letreros publicitarios en las fachadas de los edificios. También la “Ordenanza instalación de enseres en la vía pública por restaurantes y otros”, que defina claramente variables como el emplazamiento, condiciones y dimensiones del mobiliario perteneciente a locales comerciales, a instalar en el espacio público.

No es lo mismo

Como punto de partida, y para no generar confusiones, Kaplan explicó que un “plano seccional” es un instrumento que ayuda a mirar con lupa qué hay en un barrio, distinto a un “plan seccional” (instrumento de Planificación más general).

De acuerdo a la legislación, las municipalidades, a través de planos seccionales, “podrán establecer características arquitectónicas determinadas para los proyectos que se realicen en sectores ligados a Monumentos Nacionales, o cuando se trate de inmuebles o zonas de conservación histórica, de manera que las nuevas construcciones, o la modificación de las existentes, constituyan un aporte urbanístico relevante. Tales características arquitectónicas deberán situarse dentro de las normas urbanísticas establecidas para la respectiva zona o subzona en el Plan Regulador Comunal o Seccional”, concluyó.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso