Costos de construcción crecen 26% en los últimos tres años

19 febrero, 2013

Diversas presiones han enfrentado los costos de las constructoras en los últimos tres años.

Normas más exigentes para las edificaciones tras el terremoto de febrero de 2010, el aumento de los precios del suelo, la instalación de materiales más caros, pero de mejor calidad y el fin del beneficio tributario (IVA de la construcción) para viviendas sobre las 4.500 UF, son algunos de los factores que han empujado al alza ese ítem.

Pero el fuerte incremento de 50% en los salarios de esta industria entre enero de 2010 y diciembre de 2012 fue el elemento que más incidió en que, en dicho lapso, los costos de la construcción subieran 26%. Ello, de acuerdo con el Índice de Costos de Edificación que elabora la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), que analiza, en particular, cómo evolucionan los precios de las obras en el sector de las viviendas.

Los datos de la CChC revelaron, además, que los costos de los materiales se encarecieron en 11% en dicho lapso, mientras que el ítem “misceláneos” avanzó 5%.

Según la etapa de la obra, la de “instalaciones” lideró los crecimientos de costos, con un alza de 32%. Le siguió la fase de “terminaciones”, con 22%, y “obra gruesa”, con un ascenso de 21%.

En el sector de la construcción coinciden en que existe escasez de mano de obra, ya que la minería ha atraído a gran cantidad de sus trabajadores, en particular a los más calificados. Ello, en un contexto de expansión del sector construcción e inmobiliario, que necesita de más personal en las empresas.

Al cierre de 2012, el número de ocupados en el rubro de la construcción era de unas 650 mil personas y la tasa de cesantía llegó a 6,8%, porcentaje bastante menor al 17,2% de enero de 2010.

El gerente general de Socovesa Santiago, Cristóbal Mira, comentó que hace algunos años un “jornal” -el puesto más básico en las obras- se contrataba por el sueldo mínimo, “pero hoy no se encuentra por menos de $300 mil”.

Según cifras de la Superintendencia de Pensiones, el ingreso promedio imponible en el sector construcción era de $525.969 a diciembre de 2012, mientras que tres años antes llegaba a $424 mil.

Mira añadió que quienes están dispuestos a ser jornaleros son muy jóvenes e inexpertos o, en algunos casos, adultos mayores con problemas de salud.

En lo anterior, coincidió el presidente de Ingevec, Enrique Besa, quien sostuvo que debido a las capacitaciones a las que deben ser sometidos los nuevos obreros, se producen retrasos en las obras.

Besa afirmó que las edificaciones están ocupando cada vez más la tecnología en sus procesos para sortear la falta de mano de obra. “En los países desarrollados la construcción se hace con mucho menos gente que acá”, aseguró.

Terremoto: 7% de alza

El director de Echeverría Izquierdo y presidente del Instituto de la Construcción, Bernardo Echeverría, comentó que tras el 27-F, los cambios en normativas antisísmica y sobre hormigón armado, más la cantidad de acero en nuevas obras, también se convirtieron en factores a considerar en los costos. Afirmó que sólo ese esta situación estaría incidiendo en 6% a 7% en edificaciones en altura.

Fuente: El Mercurio