Construcción de torre de Cristián Boza en Alonso de Córdova comenzará en abril

21 marzo, 2013

Durante tres décadas el triángulo que forma la intersección de las avenidas Alonso de Córdova, Kennedy y Américo Vespucio, en Vitacura, fue sinónimo de gastronomía y bohemia. Ahí se ubicaron, desde principios de los 80, restaurantes como El Reloj, La Cocina de Javier, Piola y Tip y Tap.

De ellos, sólo el último sigue abierto. El resto cerró en febrero pasado, para dar paso a un nuevo proyecto inmobiliario que renovará la cara de este sector.

Ahí se emplazará una torre de 15 pisos diseñada por la oficina del arquitecto Cristián Boza. El edificio de estilo contemporáneo contará con 11 niveles dedicados a oficinas de primer nivel y una oferta de 5.000 m2 de comercio de lujo y gastronomía de mantel largo.

Los primeros trabajos comenzarán en abril y se espera que duren entre 18 y 24 meses. El nombre tentativo del proyecto es Triángulo de Vitacura y se inauguraría a fines de 2015 o principios de 2016.

“Rescatamos la importancia del triángulo que se forma en esa intersección y montaremos ahí una culminación arquitectónica que será una gran columna que dé cuenta de eso. Por esa razón, se instalan sobre la base varias cajas que van reforzando la geometría de Kennedy y Alonso de Córdova”, asegura Cristián Boza, autor del Centro de Justicia de Santiago y de la Universidad San Sebastián de Bellavista.

Tiendas de lujo

Los comercios y los restaurantes estarán repartidos en cinco niveles. Tres de ellos sobre la superficie y el resto, bajo el nivel del suelo. La nueva oferta comercial tendrá entrada por Alonso de Córdova, acceso que aprovechará el flujo de público de la calle con las tiendas más exclusivas de la capital.

Los locales de gastronomía estarán en el subsuelo, excepto uno que se instalará en una terraza panorámica con vista al Club de Golf Los Leones y a la cordillera.

“Queremos que sean zonas especiales. La de abajo tendrá cobertura de enredaderas para simular un invernadero y la de arriba tendrá un ascensor exclusivo que llegará directo al restaurante. Desde este local el cliente tendrá una gran panorámica de la ciudad”, asegura Boza.

También se habilitarán 500 estacionamientos subterráneos en cuatro niveles.

Cotizada esquina

El propio Boza junto a Sergio León, gestor inmobiliario de SLB, idearon el proyecto en 2010 debido a que ambos eran clientes de El Reloj. Informalmente, durante un almuerzo comenzaron a idear la construcción.

Una vez que las negociaciones avanzaron con los propietarios de los terrenos y se cerraron los primeros acuerdos invitaron a IM Trust y a Gonzalo Santolaya para ser los inversionistas de la iniciativa.

Los nueve terrenos que componen el paño de 5.000 m2 fueron adquiridos entre 2010 y 2012. La compra del último se cerró en las últimas semanas.

“Como no teníamos ese terreno nos habíamos visto obligados a dividir en dos torres el proyecto y que la segunda fuera destinada a lofts. Una vez concretada la transacción del paño que faltaba pudimos comenzar a rearmar la idea original de que fuera un solo volumen”, explica Sergio León.

El equipo presentó en septiembre pasado un anteproyecto que fue aprobado por la Municipalidad de Vitacura.

La inversión total de la obra, entre la adquisición de los terrenos y la construcción de la obra, alcanza los US$ 70 millones.

Fuente: La Tercera