Consejo Regional aprobó "Premval" y ahora el intercomunal va a Contraloría

27 junio, 2013

Las dos caras de la moneda se vivieron en la zona tras conocerse la aprobación, por parte del Consejo Regional (Core), del Plan Regulador Metropolitano Valparaíso (Premval). Eso, porque mientras la delegación regional de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) lo calificó como una gran noticia, por contrapartida dirigentes ambientalistas de Quintero-Puchuncaví lo tomaron como una gran decepción.

Se trata de un instrumento de planificación intercomunal que regula el desarrollo habitacional y productivo en 8 comunas, y que fija reglas claras para el crecimiento urbano de los próximos 30 años en Viña del Mar, Valparaíso, Quilpué, Villa Alemana, Concón, Casablanca, Quintero y Puchuncaví.

El Consejo Regional lo aprobó ayer con 21 votos a favor, 5 abstenciones y 0 rechazo. Vale recordar que el Premval había sido aprobado el año pasado por el Core, y debió volver a votación luego que la Contraloría Regional le efectuara 17 observaciones, principalmente de forma. Por eso, tras esta nueva votación, ahora deberá regresar al órgano contralor para la toma de razón. Esta vez, las autoridades confían que no sea devuelto con más objeciones.

Este instrumento considera 15 mil hectáreas que serán destinadas a la extensión urbana, principalmente en la parte alta de Viña del Mar y Valparaíso, y en las comunas de Casablanca y Concón, lo que permitirá construir miles de viviendas sociales. Destaca además la reducción de 500 hectáreas de Industria Molesta en Quintero-Puchuncaví, y la creación de 5 parques intercomunales.

Ante esta aprobación, el presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción, Alejandro Vidal, expuso que “luego de 18 años de tramitaciones, incomprensiones y arduas negociaciones, por fin vemos cómo el Plan Regional Metropolitano de Valparaíso (Premval) se encamina a convertirse en realidad. Por lo menos eso esperamos”.

Para el timonel regional de la CChC se trata de un instrumento equilibrado, lo que se logró gracias a las últimas modificaciones introducidas por la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo. “Pensamos que se han hecho las concesiones necesarias para garantizar las áreas verdes y la sustentabilidad del desarrollo de las ocho comunas que incluye el instrumento regulador, vigente desde 1965 y creado para otra realidad regional”.

Tras casi dos décadas de análisis, dijo que llegó la hora para que esta nueva carta de navegación entre en vigencia, y por eso ahora ponen la mirada en la Contraloría Regional, a la cual piden actuar con celeridad. “Esperamos que la Contraloría sancione cuanto antes el Premval para que a la brevedad entre en vigencia y permita resolver problemas tan graves y urgentes que enfrentan nuestras ciudades, como la falta de suelo urbano para sustentar su crecimiento y escasez de terrenos para construir las viviendas que la población necesita y demanda. Así, por fin el Gran Valparaíso podrá contar con una herramienta crucial para poder orientar y planificar racionalmente el desarrollo en un horizonte de 30 años”.

Cautelar

El intendente Raúl Celis celebró el acuerdo, y sostuvo que para esta readecuación del Premval, “los principales cambios están en la zona de Ritoque, donde se amplían de manera importante las áreas verdes”.

Mientras, el presidente de la comisión de Ordenamiento Territorial del Core, Manuel Millones, valoró la aprobación, y expuso que junto con la aprobación del Premval y tener más de 10 mil hectáreas protegidas como área verde y parques, también está el compromiso de congelar los territorios de Valparaíso, Quilpué, Quintero y Puchuncaví, “de modo de evitar que en el intertanto que se ratifique el Premval -por parte de la Contraloría- ingresen permisos de construcción en los territorios que hoy son rurales y que quedarán como parques o áreas verdes”.

A su vez, el seremi de Vivienda y Urbanismo, Matías Avsolomovich, resaltó que el instrumento se ha ido mejorando en el tiempo “y hoy estamos presentando un plan intercomunal que fomenta el desarrollo económico, social y territorial del Gran Valparaíso de una forma ordenada, sustentable y con una mirada de futuro”.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso