Con millonaria inversión se renovará el Barrio Cívico

20 enero, 2012

“Benjamín Vicuña Mackenna estaría muy contento”, dijo el Presidente Sebastián Piñera, refiriéndose al ex intendente de Santiago del siglo XIX, cuya gestión tuvo como principal sello el mejoramiento urbanístico de la capital.

Y es que ese mismo espíritu de renovación es el que hoy impulsa el proyecto Legado Bicentenario, destinado a darle una nueva fisonomía al centro cívico de Santiago: las once cuadras comprendidas entre las calles Santa Isabel y Agustinas. “Este barrio, que representa el corazón de nuestra república, nos está pidiendo hoy día, en forma muy fuerte y elocuente, una renovación”, afirmó el Mandatario.

Se trata de un proyecto ambicioso, con una inversión cercana a los 160 millones de dólares, que cumplirá dos funciones primordiales: la de generar una renovación urbana y brindar nuevos espacios para reparticiones públicas que hoy están desperdigadas por distintos sectores de Santiago. “Aunque es una gran inversión, está por debajo de lo que se gasta en el arriendo de oficinas para los departamentos públicos que hoy no tienen sus edificios”, dijo Piñera.

El proyecto se divide en dos áreas. Por un lado, las intervenciones en lo que se denominó Caja Cívica -el perímetro de Agustinas, Morandé, Alameda y Teatinos- y, por otro, el eje del Paseo Bulnes.

La obra que generará un mayor impacto en el sector es la creación de la Gran Explanada. Es un proyecto del arquitecto Cristián Undurraga y que pondrá al mismo nivel la calle Alameda con las veredas. De esa forma se creará una gran superficie en la cual la única estructura que sobresaldrá entre la Plaza de la Ciudadanía (que abarca desde el frontis de La Moneda hasta el inicio del Paseo Bulnes) y la Plaza de la Constitución será la casa de gobierno.

Las fachadas de los edificios que están dentro de la Caja Cívica se renovarán, pintarán, se mejorarán las cornisas caídas y se retirarán las cajas de aire acondicionado que están sobre ellas.

En este sector, además, se construirán dos edificios. El primero es el Moneda Bicentenario, en Moneda con Teatinos, que alojará las dependencias del Ministerio del Interior, Secretaría General de Gobierno, Secretaría General de la Presidencia, Contraloría General de la República y Registro Civil. Ya se iniciaron las obras.

El segundo es el edificio Cocheras, en Morandé 83, que está en etapa de diseño y albergará la Coordinación de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas. Según el titular del MOP, Laurence Golborne, “estas obras deberían estar listas en el período del Presidente Sebastián Piñera”.

En una segunda etapa se mejorará el eje Bulnes. Allí se renovará el paseo peatonal y se construirán edificios en terrenos fiscales que hoy no están en uso para oficinas públicas.

Además, se hará un cierre de este eje por el sur con un monumento en honor al Bicentenario o algún otro tipo de intervención urbana. El sector también albergará el Pabellón Santiago, un conjunto urbano que muestre la historia del centro cívico del país.

El alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, aseguró que “lo que se quiere es ensalzar lo que es el lugar más emblemático, el centro de la toma de decisiones, de los servicios, de los ministerios”.

Este es el tercer proyecto del Legado Bicentenario en la capital: se suma a la construcción del Parque de la Ciudadanía en el entorno del Estadio Nacional y el rescate del Palacio Pereira.

Por Nadia Cabello, El Mercurio 20/01/2012