Comisión de política urbana plantea Ministerio de Ciudades y gobiernos metropolitanos

20 marzo, 2013

Después de más de un año de trabajo, debates regionales, consensos y disensos, el trabajo de la Comisión Asesora Presidencial de Desarrollo Urbano está entrando en su recta decisiva. Su propuesta ya cuenta con un borrador final, que enfrentará un último análisis el 25 de marzo. En abril será presentada al Presidente Sebastián Piñera para su aprobación. A partir de entonces, dará paso a una intensa cartera de proyectos de ley que propone reformas radicales a la institucionalidad actual.

La idea es que, mediante la política, se logren revertir algunas situaciones críticas que caracterizan a las ciudades chilenas, como el primer lugar que ocupa Santiago en el ranking de las urbes más desiguales de la OCDE, según un análisis a 28 ciudades que son parte de la entidad.

El cambio más radical es una amplia reforma institucional. Se propone crear un Ministerio de Ciudades y Planificación Territorial. La entidad cristalizará la fusión (hoy en curso) de los actuales ministerios de Vivienda y Urbanismo y Bienes Nacionales (ver recuadro) y podría sumar, en una etapa posterior, otras carteras, como Transportes y Obras Públicas.

Según el texto, esta nueva secretaría de Estado será la encargada de fijar reglas y formular políticas nacionales de planificación urbana y territorial, gestionar la infraestructura y supervisar las reglas de planificación.

También se plantea crear un Consejo Nacional, que tendrá como rol impulsar la implementación de la política urbana. La idea es que esta institución luego derive en consejos regionales que dispongan de recursos, sirvan como órganos consultivos y entreguen reportes periódicos de la situación de las ciudades chilenas.

Además, la política urbana apoya la idea de crear gobiernos metropolitanos para ciudades integradas por dos o más comunas, “bajo el principio de que deben ser planificadas y gobernadas como tales por una misma autoridad, unipersonal o colegiada, generada mediante elección directa”.

Respecto de las propuestas, en el Minvu se limitaron a decir que “se ha constatado que existe acuerdo en la gran mayoría de los temas, y que la discusión en torno a algunos donde hay opiniones divergentes es muy enriquecedora y está ayudando a profundizar y perfeccionar mucho más el documento”.

Para el urbanista Luis Eduardo Bresciani, la política urbana aún muestra carencias: “Existen algunos temas ausentes en el documento, como los instrumentos para regular el mercado del suelo urbano, la profundización de espacios de participación de la comunidad. También falta transferir competencias a las organizaciones”.

Recuadro

Ejes temáticos

INTEGRACIÓN SOCIAL. Propicia programas habitacionales en zonas con servicios, con reservas de suelo para equipamientos, barrios con mezcla de familias vulnerables y de clase media, subsidio de arriendo y planes de gestión del suelo urbano. También plantea programas de educación cívica para mejorar la vida en comunidad.

DESARROLLO ECONÓMICO . Considera factores para hacer competitivas a las ciudades. Privilegia viviendas en torno a infraestructura de transporte. Postula que el Gobierno evalúe socialmente planes y no obras aisladas. Apoya la tarificación vial y la ley de aportes para que las obras paguen por sus efectos en el entorno.

EQUILIBRIO AMBIENTAL . Insta a planificar ciudades considerando el entorno y riesgos naturales. Fomenta el reciclaje, el uso sustentable del suelo y sistemas de transporte eficientes, como la bicicleta.

IDENTIDAD Y PATRIMONIO. Propone concursos públicos para obras (y así consensuar impactos), establece registros gráficos de lo construido. Amplía ley de donaciones para cuidar bienes patrimoniales.

INSTITUCIONALIDAD. A nivel nacional, crea el Ministerio de Ciudades y Planificación Territorial, además de un consejo nacional y regional para concretar la política. Apoya gobiernos metropolitanos. Fomenta juntas de vecinos y más recursos para municipios.

Avanza proyecto para unir Vivienda y Bienes Nacionales

El ministro Rodrigo Pérez indicó que el proyecto para unir las dos carteras a su cargo -Vivienda y Bienes Nacionales- ya cuenta con un borrador redactado, que será presentado al Presidente Piñera para enviarlo al Congreso durante este semestre. Según fuentes que conocen la propuesta, la idea es que las facultades de regularización de suelos, que actualmente realiza Bienes Nacionales a través de sus secretarías regionales ministeriales, sea asumida por un nuevo servicio, con reparticiones regionales radicadas en los Serviu y las Seremi de Vivienda. También dentro del Minvu habrá una entidad que se hará cargo de los bienes fiscales, su administración y gestión.

Fuente: El Mercurio