Chile sale del ranking de las 10 economías más atractivas para la inversión extranjera

25 junio, 2014

La Tercera. La inversión extranjera directa (IED) a nivel mundial creció un 9% en 2013, situando las entradas en US$1,45 billones, según el Informe Mundial de Inversiones de la UNCTAD, presentado en Chile por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), que examina las recientes tendencias de la inversión extranjera directa (IED) y de las políticas de inversión.

prensa1
Fuente: latercera.cl

Según las previsiones de la UNCTAD, en 2014 las corrientes de IED podrían alcanzar los US$1,6 billones –equivalentes a un alza de 10%- y aumentarían gradualmente hasta alcanzar US$1,8 billones en 2016 (24%), con incrementos relativamente mayores en los países desarrollados. Sin embargo, la fragilidad en algunos mercados emergentes, los riesgos relacionados con la incertidumbre política y la inestabilidad regional podrían afectar negativamente a la recuperación esperada, advierte el informe.

De acuerdo al documento, las economías en desarrollo mantuvieron su liderazgo en 2013, concentrando el 54% de las entradas de inversión directa, alcanzando un nuevo máximo de US$778 mil millones. En los países desarrollados las entradas de IED aumentaron un 9%, llegando a US$566 mil millones, lo cual representa el 39% de los flujos mundiales. Las economías en desarrollo y en transición constituyen ahora la mitad de los 20 primeros destinos de IED.

Las salidas de IED de los países en desarrollo también alcanzaron un nivel récord. En conjunto, las economías en desarrollo y en transición invirtieron US$553 mil millones, equivalente al 39% de las salidas mundiales de IED, en comparación con sólo el 12%a principios de la década del 2000.

CHILE

Las corrientes de IED hacia Chile se redujeron en un 29%, hasta los US$20 mil millones. En Argentina los flujos cayeron 25% (US$9 mil millones). En ambos casos la disminución de la IED en el sector minero resultó determinante.

La caída en los flujos de inversión hacia Chile le significó salir del selecto grupo de las 10 economías con mayor atracción de IED a nivel global, pasando del lugar número 10[1] en 2012 a la posición 17 en 2013.

De acuerdo a Peter Hill, presidente de la CCS, este año los flujos de inversión directa hacia Chile podrían mantenerse, lo que en gran medida se explica por las bajas bases de comparación de 2013.

“Todo indica que los mismos factores que están afectando internamente a la inversión en nuestra economía son válidos para los flujos que llegan desde el exterior”, señaló.

Según se indica en el informe, las corrientes de IED hacia América Latina y el Caribe aumentaron un 6% en 2013, hasta alcanzar los US$182 mil millones, como resultado de la combinación de un incremento del 64% de las corrientes de IED hacia América Central y el Caribe (hasta US$49 mil millones) y el descenso del 6% de la IED hacia América del Sur (US$ 133 mil millones). En el Informe se indica también que durante 2013 el volumen total de la IED en la región de América Latina y el Caribe, incluidos los centros financieros extraterritoriales, se cifró en US$292 mil millones.

En años anteriores, el crecimiento de la IED fue impulsado principalmente por América del Sur, pero en 2013 las corrientes de IED dirigidas hacia esa subregión se redujeron, después de tres años consecutivos de fuerte crecimiento. Uno de los principales países receptores de América del Sur, Brasil, registró una ligera disminución de 2%. Sin embargo, las corrientes de IED hacia el sector primario y hacia ramas de la producción como los vehículos de motor, la electrónica y las bebidas, aumentaron considerablemente, a pesar de que las corrientes dirigidas a la industria manufacturera y los servicios disminuyeron en su conjunto, lo que supuso una disminución global de la IED hacia ese país.

En tanto, las corrientes de inversión hacia Perú también descendieron, en un 17% (US$ 10 mil millones), debido al recorte de la reinversión de beneficios como resultado del descenso de los precios de los principales productos mineros de exportación, como el cobre y el oro.

En cambio, las corrientes de IED hacia Colombia aumentaron el 8%, hasta alcanzar US$ 17 mil millones, debido en gran parte a las actividades transfronterizas de fusión y adquisición en los sectores de la electricidad y la banca. En Venezuela se registró un fuerte aumento de la IED (119%, hasta US$ 7 mil millones).

Las corrientes de IED hacia América Central y el Caribe aumentaron el 64% hasta alcanzar los US$ 49 mil millones, en un año marcado por la adquisición en US$ 18 mil millones de las acciones restantes del Grupo Modelo por parte de la cervecera belga Anheuser-Busch InBev, lo que duplicó la entrada de IED en México, cifrada en US$ 38 mil millones. También se registraron aumentos en Costa Rica (14%), Guatemala y Nicaragua (5%).