Camino a Farellones

12 febrero, 2013

Señor director:

A raíz de la situación vial que afecta a Farellones, quisiera hacer un llamado a las autoridades a tomar medidas oportunas.

Como antiguo habitante de Farellones, me ha tocado ver su desarrollo desde 1948. Su espectacular emplazamiento y paisaje ha llevado a sus vecinos a trabajar porque esta urbanización mantenga su carácter de pueblo de montaña, cuyo valor es único para nuestra capital. Pocas ciudades pueden jactarse de contar, a pocos kilómetros, con el encanto de un pueblo de montaña.

Agradezco todos los esfuerzos viales que se hagan por acercar este paisaje a más personas. Sin embargo, me preocupa que la nueva ruta a Farellones termine por confirmar una lamentable tendencia que hemos visto entre las autoridades responsables: la indolencia respecto de este pueblo en pro del desarrollo de los centros de esquí cercanos.

Como viejo esquiador no tengo nada en contra de estos centros, pero me parece preocupante que para su desarrollo se haya ignorado la realidad de los pobladores de Farellones, convirtiéndolo en un lugar de paso, que colapsa de tráfico y autos estacionados durante la temporada de deportes de nieve, aumentando el riesgo de accidentes y atentando contra uno de los principales atributos de este sector: la tranquilidad.

Creo que la licitación de la nueva ruta a Farellones es clave para el futuro de este pueblo y espero que las autoridades pertinentes rompan la tendencia y tomen medidas previsoras que los vecinos nos hemos encargado de evaluar y entregarles personalmente.

La creación de un by pass hará toda la diferencia en la construcción de este camino. Sin él, Farellones terminará por perder completamente su carácter de pueblo de montaña, para convertirse, tristemente, en dos caseríos divididos por una autopista riesgosa, por la cual circulan autos de paso hacia otros centros, muchas veces a gran velocidad.

Juan Valdés Edwards

Fuente: La Tercera