Edwards & Soffia, Arquitectos: proyectos que construyen comunidad

Edwards & Soffia, Arquitectos: proyectos que construyen comunidad

26 de mayo, 2017
Alberto Soffia y Juan Cristóbal Edwards.

Alberto Soffia y Juan Cristóbal Edwards.

Edwards & Soffia, Arquitectos: proyectos que construyen comunidad

Colegio Santa Úrsula en la ciudad de Santiago.

Edwards & Soffia, Arquitectos: proyectos que construyen comunidad

Colegio Santa Úrsula en la ciudad de Santiago.

Edwards & Soffia, Arquitectos: proyectos que construyen comunidad

Gimnasio Colegio Domingo Matte Mesías, en la ciudad de Santiago.

Edwards & Soffia, Arquitectos: proyectos que construyen comunidad

Cinerario Parque San Pedro, en Concepción.

En 40 años de trayectoria, la oficina de arquitectos Edwards y Soffia se ha destacado en proyectos comunitarios como iglesias y centros educacionales, además de viviendas unifamiliares, que llevan su nombre a lo largo del país.

A pesar de que Juan Cristóbal Edwards y Alberto Soffia fueron compañeros en la Universidad Católica, cada uno comenzó su etapa laboral en el extranjero, definiendo la labor que empezaron juntos hace cuarenta años.

Una vez titulado de arquitecto, Juan Cristóbal partió a España. Aquí, aprendió bajo la tutela del reconocido arquitecto José Manuel González Valcárcel sobre restauración de edificios patrimoniales y espacios públicos, trabajando en proyectos en Toledo, Cuenca y otras ciudades de Extremadura.

Durante este tiempo, también en Europa, Alberto, tras obtener un magíster en Planificación Urbana y Regional en la Universidad de Aachen, se unió a la labor de Misereor, obra episcopal de la iglesia católica alemana para la cooperación del desarrollo. A través de Misereor, colaboró en proyectos de ayuda en áreas de educación, salud y enseñanza técnica en varias partes del mundo, incluyendo Angola, Mozambique, Brasil, Venezuela y Colombia. Una vez ya de regreso a Chile, volvieron a las aulas donde estudiaron un posgrado en Arquitectura del Paisaje en la Universidad Católica y fueron Socios Fundadores del Instituto de Arquitectos Paisajistas de Chile.

La oficina

En 1977, decidieron unirse e inauguraron su oficina Edwards & Soffia. Actualmente trabajan junto a dos arquitectos jóvenes y personal de apoyo. Su experiencia se basa principalmente en proyectos educacionales, de culto y vivienda unifamiliar, los cuales aseguran que “cada uno demanda gran dedicación y tienen una singularidad que los convierte en obras únicas”.

Su relación con sus clientes es intensa: entre discusiones e ideas logran cumplir sus objetivos. En tanto concursos como encargos, trabajan por lo general solos. Aunque hay dos proyectos que los han llevado a asociarse con otras oficinas. Es el caso de la Parroquia de María de la Misericordia, en la comuna de Lo Barnechea, donde trabajaron en conjunto con Omega Arquitectos. También, los edificios fundacionales de la Universidad de Los Andes, los desarrollaron junto a Marcos Iruarrizaga.

La arquitectura hoy
Tanto Alberto como Juan Cristóbal consideran que la arquitectura actual nacional se encuentra en un alto nivel; con proyectos destacados en diferentes áreas del quehacer arquitectónico. Sin embargo, para ellos, “una de sus grandes debilidades es seguir modas, sobre todo en la vivienda unifamiliar, donde los proyectos se explican con lugares comunes sin que tengan ninguna relación con la realidad que explotan. Caso emblemático de ello, nos parece, son las casas cúbicas minimalistas”.

Colegio Santa Úrsula

Llegaron al proyecto a través de un concurso arquitectónico en 1993. Tenía la particularidad de ser un colegio que se trasladaba en su totalidad a un terreno de 4,5 hectáreas en medio de la comuna de Vitacura. A diferencia de lo habitual en recintos educacionales, éste no se construyó por etapas, por lo que el plan incluía instalaciones académicas y religiosas. “De parte de la comunidad religiosa se tenía un planteamiento muy claro de sus necesidades y modalidad de funcionamiento, por lo que destacamos en él es la eficiente y exitosa relación con el mandante”, cuentan los arquitectos sobre su trabajo en conjunto con el Monasterio de las Religiosas Ursulinas.

Gimnasio Colegio Domingo Matte Mesías

Esta obra se desarrolló en un terreno muy estrecho en Puente Alto, por lo que hubo que potenciar su utilización. Dentro de los desafíos estuvo darle una espacialidad luminosa, con materiales atractivos y acogedores. Desafío que lograron cumplir, ya que significó para los usuarios un cambio en la relación con los otros espacios del colegio, potenciando el interés de los alumnos por su uso. Más aún, los arquitectos aseguran que “desde el momento de su construcción, el Colegio alcanzó altos niveles en algunos deportes, llegando inclusive a representar a Chile en campeonatos internacionales”.

Cinerario Parque San Pedro

Con tecnología de punta, el proyecto del crematorio del Parque San Pedro, en la Región del Biobío, tuvo un alto requerimiento técnico dada la función que debía cumplir, contemplando una edificación de 750 memplazada en el mismo Parque. Esta obra fue pensada por Alberto y Juan Cristóbal teniendo en cuenta “un delicado tratamiento del usuario tanto en sus desplazamientos internos como en su contacto con la naturaleza, sonidos, materialidad, escala y luminosidad, los que, de acuerdo al mandante, debían a la vez aportar tranquilidad, consuelo y esperanza”.