Diéguez Arquitectos: Infraestructura metódica en el desarrollo de la arquitectura

Diéguez Arquitectos: Infraestructura metódica en el desarrollo de la arquitectura

22 de septiembre, 2017
Diéguez Arquitectos

Diéguez Arquitectos: Infraestructura metódica en el desarrollo de la arquitectura

Renato Sánchez 4000: De los últimos encargos ligados al desarrollo inmobiliario.

Diéguez Arquitectos: Infraestructura metódica en el desarrollo de la arquitectura

Centros de Investigación de la Universidad de los Andes: Proyecto con un programa altamente especializado y complejo, lo que llevó a un desarrollo del proyecto muy ligado a los investigadores y a sus requerimientos particulares.

Diéguez Arquitectos: Infraestructura metódica en el desarrollo de la arquitectura

Edificio Carreras de la Salud (en su primera y segunda etapa): Este proyecto consolida la relación entre el programa académico específico con laboratorios particulares ligados al área de la salud.

La oficina Diéguez Arquitectos ha pasado por varias etapas y ciclos, donde cada una ha ido aportando a la consolidación de lo que es su trabajo actual: guiado por la rigurosidad y una estructura simple y racional.

Con una extensa trayectoria, Diéguez Arquitectos se especializa en el desarrollo de infraestructura educacional y de salud, con particular acento en el área inmobiliaria, con más de 60 edificios emplazados. “El buen diseño es lo que más nos apasiona y creemos que a través de él se puede construir una mejor sociedad. Somos rigurosos y muy metódicos al momento de proyectar. Siempre tenemos en mente al usuario y el cómo poder mejorar su experiencia en el edificio”, cuenta uno de sus socios  Marcial Diéguez y Felipe Diéguez, “desde nuestros orígenes hemos entendido la relación con nuestros clientes como un compromiso de largo plazo, garantizando un servicio de calidad que satisfaga las necesidades particulares de cada encargo de los mandantes”.  

En su trabajo, distinguen cuatro pilares:

  • Volumetría sobria y de proporciones estudiadas.
  • Rigurosidad en los aspectos técnicos y manejo detallado de la organización.
  • Depuración de la estructura a su base más simple y racional.
  • Trabajar para garantizar la calidad de la ejecución del diseño.

Décadas de historia

En la década del 50’, nace Marcos de Iruarrizaga R. y Cía. Ltda, oficina que en 2016, tras la salida de Marcos de la sociedad, tomaría el nombre de Diéguez Arquitectos y Cía. Ltda., con la conducción de Marcial Diéguez Morales, miembro de la oficina desde el 1992, como nuevo socio principal de la sociedad y Felipe Diéguez Vercellino.

Antes de integrarse al equipo de Marcos de Iruarrizaga R. y Cía. Ltda. en el año 1992 y tras titularse de arquitecto en la Universidad de Chile, Marcial Diéguez comenzó a trabajar junto a Jorge Iglesis y Leopoldo Prat, con quienes compartió amistad en sus años universitarios. En 1988, pasó a ser parte de la oficina Cárdenas – Covacevich – Farrú, conformando el equipo de desarrollo del proyecto del Congreso Nacional de Chile en Valparaíso.

Actualmente, Diéguez Arquitectos está compuesta por los socios Marcial Diéguez y Felipe Diéguez, junto a seis profesionales como planta física permanente y colaboraciones eventuales de estudiantes en práctica. “El cuerpo profesional que conforma nuestra oficina lleva trabajando de manera conjunta por casi 30 años, conformando un grupo humano muy cohesionado y cercano, siguiendo su tradición en el buen hacer, ese buen hacer es el que nos ha llevado a tener clientes para los cuales llevamos trabajando varias décadas”, dice Felipe Diéguez al describir lo que diferencia a su oficina de sus pares.

Arquitectura chilena

Desde la oficina, consideran a la arquitectura nacional como excelente, siendo reconocida como una de las mejores a nivel mundial. Sin embargo, diagnostican un problema: la arquitectura chilena que destaca no es ni siquiera el 5% de lo que se construye. “El problema reside en ese otro 95%, donde vemos arquitectura muy básica o comercialista y, por sobre todo, con una baja calidad de construcción. Al ritmo que se desarrolla y crece nuestro país, prevemos que en un futuro no muy lejano tendremos edificios “envejecidos” que se van a deteriorar y caer a pedazos. Creemos que nuestro aporte va por sobre todo en esa línea, en nuestro interés por crear espacios atemporales y construirlos de una manera que realmente puedan perdurar en el tiempo conservando su calidad”, dice Felipe Diéguez.