Arquitectura y diseño: profesionales para un mundo globalizado

31 marzo, 2015

“Lo óptimo es que cada uno haga un postgrado para dedicarse a lo que más le interesa dentro de la disciplina”, señala Yves Besançon, past president de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA).

En arquitectura, los postgrados no obedecen a tendencias, sino que responden más bien a esa necesidad de especialización. En diseño, responden a nuevas miradas que le otorgan aún más relevancia a la disciplina.

Arquitectura y diseño_

Hace algunas décadas, la gran mayoría de los arquitectos comenzaba a trabajar casi inmediatamente, después de recibir su título y sin tener especialización alguna. Algunos pensaban que dedicarse a una materia específica no era muy aconsejable, debido a que el país no tenía un mercado laboral desarrollado y ello en lugar de abrir posibilidades significaba encasillarse y tener al final de cuentas menos trabajo.

En los tiempos que corren, en cambio, el panorama ha cambiado drásticamente y especializarse no sólo es aconsejable sino que necesario debido a que, contrariamente a lo que pasaba antes, Chile está inmerso en un mundo globalizado y los especialistas son cada vez más requeridos.

En arquitectura, específicamente, los postgrados no obedecen a tendencias, sino que responden más bien a esa necesidad de especialización. “Los profesores universitarios siempre hemos defendido la idea a que no sólo debemos formar un tipo de arquitectos sino éstos sean especialistas en distintas materias. Lo óptimo es que cada uno haga un postgrado para dedicarse a lo que más le interesa dentro de la disciplina”, señala Yves Besançon, past president de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA).

El arquitecto y profesor destaca que aun cuando la experiencia “es el mejor magister”, para los profesionales jóvenes que se están abriendo camino dentro de la profesión es aconsejable tener una especialización en las múltiples opciones que existen. Algunas de ellas son iluminación, paisajismo, urbanismo, diseño, entre otras. Con la existencia de profesionales más especializados, los equipos de trabajo tienen la posibilidad de conformarse por expertos.

“Por ejemplo, ante la construcción de un proyecto de gran envergadura como un aeropuerto, el equipo que lo lleve a cabo estaría compuesto por personas con un conocimientos más profundo de cada una de las disciplinas involucradas”, explica el profesional. Besançon opina que sería óptimo que los postgrados formaran parte de la misma carrera de arquitectura. Es decir, que las universidades chilenas ofrecieran el llamado “cuatro más dos”. Es decir, cuatro años de pregrado y dos de postgrado. De esa manera, los alumnos eligen en los últimos años de la carrera encausar sus intereses y sus requerimientos profesionales a las materias que más les motivan”, señala el past presidente de AOA.

Justamente esa modalidad de especializarse dentro de la universidad es lo existe en las universidades más prestigiosas del mundo. “En ellas, el alumno estudia la generalidad de la profesión en el tiempo que corresponde y luego obtiene sus postgrado en la misma casa de estudios. Si se revisa todas las mallas curriculares de las instituciones más prestigiosas, eso es así”, hace notar.

Yves Besançon también destaca que en Chile existe una amplia oferta de pregrado, pero hay menos posibilidades de postgrado. Esto podría abrir nuevas perspectivas a las casas de estudio de educación superior chilenas, para que puedan asumir el desafío de implementar y desarrollar nuevas alternativas de postgrados en este ámbito. Tendencias en diseño Sebastián Amaral, vicepresidente de la Asociación Chile Diseño, comenta que una tendencia actual en los postgrados de esa disciplina es dar cuenta de su papel en la innovación “o cómo el mundo de las ideas se materializa por medio del diseño para constituirse en innovación”.

También, agrega que hay otras tendencias como el concepto de bussines design, que se refiere a cómo los negocios se están reformulando desde la perspectiva de los diseños. El vicepresidente de Chile Diseño piensa que el país está en una posición muy privilegiada, debido a que en la actualidad las compañías que están contratando diseñadores han empezado a otorgar mayor valor estratégico a la disciplina. “Los postgrados están apuntando a justamente a materializar este valor estratégico.

Por lo tanto, el diseño dejó de ser importante, solo desde el punto de visto estético, para estar orientado a lograr mejores compañías, servicios y productos”, hace notar. Por último, indica que “los postgrados que se están ofreciendo en el mercado, están recogiendo estas tendencias en el mundo con altos estándares en docentes y contenidos, y que estos estudios son relevantes sobre todo para las generaciones provenientes de escuelas, donde no se consideraron estos elementos estratégicos y más conectados con el mundo de los negocios.

Revisa la nota completa en La Tercera.