Alexis Berczely fue el ganador de Arquitectura Caliente 2012

7 septiembre, 2012

Replantear el borde nor-oriente del cerro Santa Lucía para lograr una integración con el barrio Lastarria y sus áreas vecinas, fue el objetivo principal del proyecto “Centro de Exposición de Artesanías Étnicas”, realizado por Alexis Berczely ganador del concurso Arquitectura Caliente 2012. Este recibió como premio un viaje a la Misión Tecnológica de la AOA a Europa, que se realizará entre los días 24 de octubre al 5 de noviembre y pasará por Berlín, París y Bilbao.

Este concurso es organizado por el grupo Arquitectura Caliente y se realiza cada dos años y es una instancia que permite a todos los alumnos recién titulados de arquitectura presentar sus proyectos de fin carrera. Este año se presentaron 154 proyectos y el jurado, compuesto por 7 destacados arquitectos, eligió el del ex estudiante de la Universidad Finis Terrae, destacando que representa una oportunidad y plantea una intervención a partir de algo que no es evidente, solucionando un problema común.

El proyecto intenta descubrir una zona en Santiago y generar a través de la arquitectura situaciones que sean positivas para la ciudad y sus usuarios. “Mi objetivo es replantear el borde nor-oriente del cerro Santa Lucía para lograr una integración con el barrio Lastarria y áreas vecinas, potenciando el flujo de conexión de los ciudadanos y que se constituya en un hito histórico” señaló el ganador.

Por otra parte, Berczely destacó que “la estrategia de proyecto se basó en un plano inclinado, que vinculase de manera más amable el perímetro infranqueable de la ladera nor-oriente y el borde de edificios en el barrio Lastarria”.

El proyecto contiene un centro de exposición de artesanía étnica que se divide en dos leguajes, uno está conformado de excavación en la roca, que pretende hacer del lugar un espacio introvertido y resguardado y, el otro, es un lenguaje tectónico donde elementos básicos como pilares y vigas empotradas a la roca hablan de una apertura hacia las dos plazas de acceso. El proyecto une estos dos lenguajes a través de una pasarela que cuelga de este sistema tectónico por sobre esta excavación.