Acero: Material óptimo para enfrentar realidad sísmica del país

21 septiembre, 2015

El acero ofrece excelentes beneficios para el sector inmobiliario, en especia por su versatilidad y comportamiento ante terremotos.

acero la segunda

Aunque el acero está presente en todas las construcciones, ya sea como materia principal de la estructura o bien, complementando las propiedades del hormigón mediante enfierraduras o cables de acero, lo cierto es que tradicionalmente se ha asociado con obras industriales, en especial en áreas como minería, petroquímica, celulosa, generación y transmisión de energía, y en infraestructura como puentes y puertos.

Sin embargo, este metal también ofrece importantes ventajas y oportunidades para el área inmobiliaria. Pablo Gil, arquitecto e integrante de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), y Carlos Videla, académico de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica, coinciden en que el acero permite rapidez de ejecución, ya que posibilita explica el profesor ‘prefabricar la estructura en maestranza paralelamente a la construcción de las fundaciones u otras obras ejecutadas en terreno”, lo que favorece la velocidad de edificación.

Este aspecto, precisa el arquitecto. puede ser “gravitante” al momento de optimizar los tiempos de construcción y rentabilizar con períodos de mejores oportunidades.

El acero también es más liviano que el hormigón, lo que tiene directa relación precisa Pablo Gil con el peso de los edificios y “un más eficiente uso de suelos de calidad relativa, con un impacto menor en las fundaciones”.

Otra ventaja es la versatilidad, pues señala el arquitecto “el acero permite realizar cambios e intervenciones posteriores (refuerzos, soldaduras y cortes) con mayor facilidad, de forma más sencilla que con mayor espacio de control”. A ello se suma su “esbeltez superior al hormigón, con una lectura de diseño que es la expresión de la asociación virtuosa entre ingeniería y arquitectura. determinantes para la belleza de un proyecto”.

“En cualquiera de los casos, el potencial constructivo del acero tiene mucho que decir y abrir espacio para cumplir el desafío de la innovación y replicar las mejores condiciones para su expansión, más allá de las oportunidades de la industria”, asevera Gil.

Catos Videla destaca también la seguridad de las conexiones que ofrece el acero y el valor residual de una obra construida con esta aleación. pues “perfiles y planchas se recuperan para darle un uso posterior o reciclar el material”.

Gran absorción de energía

Un tema no menor en Chile es el comportamiento que el acero tiene ante un sismo, aspecto en el cual el también socio fundador y director ejecutivo de Videla & Asociados S.A. asevera aue Gracias a “sus características elastoplásticas tiene gran capacidad de absorción de energía. propiedad muy importante en áreas sísmicas”.

Otro factor relevante para Carlos Videla es que esta aleación entrega “versatilidad y adaptabilidad, ya que se presta para estructurar prácticamente cualquier concepción arquitectónica factible de construirse”.

En efecto, a su juicio, un ejemplo claro del aporte que el acero puede realizar a la construcción inmobiliaria es el Templo Bahá’í de Sudamérica, que se ubica en Peñalolén (en la foto), que es “una obra que por su belleza, diseño y desafío constructivo debe ser mencionada”.

Lee la nota completa en La Segunda.