30/06 Entre cuatro cerros “isla” elegirán el próximo parque urbano de Santiago

30 junio, 2014

El Mercurio. Probablemente, el exceso de edificios y estímulos constantes en la superficie impiden a muchos apreciar una condición singular de Santiago. La capital chilena es de las pocas ciudades del mundo que cuentan con una red de cerros “isla”, denominados así porque se localizan autónomos en medio del valle.

El problema es que la mayoría es ignorada por la planificación urbana. Es más, a excepción del San Cristóbal y el Santa Lucía -parte de la esencia de Santiago-, casi son considerados verdaderos obstáculos para el trazado de las vialidades y zonas urbanizadas.

Esto es lo que busca cambiar radicalmente un proyecto del gobierno regional, que verá sus frutos en la actual administración.

De la red de 26 cerros, la intendencia ya eligió a los cuatro en los que existe mayor factibilidad para construir el próximo parque urbano en altura de la ciudad: los cerros Blanco (Recoleta), Renca, Chena (San Bernardo) y Las Cabras (Puente Alto).

El intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, explica que en agosto se definirá el lugar exacto donde se construirá el próximo parque familiar. “Tenemos que ocupar a plenitud nuestra geografía. Son espacios públicos e hitos urbanos porque pueden ser espacios de encuentro. Lo que vamos a hacer es construir un gran parque en uno de los cuatro o bien ejecutar pequeñas intervenciones en todos”, explica.

Entre las ideas que se analizan para estos recintos está la construcción de paseos peatonales, miradores, espacios deportivos y recreativos, y la instalación de infraestructura de ocio, como juegos infantiles y cafés.

Orrego agrega que en los primeros análisis técnicos del proyecto se determinaron fortalezas y desafíos de cada cerro. Por ejemplo, el Chena es propiedad del Ejército y es parte de la red del Parque Metropolitano, administrado por el Minvu, lo que genera mayor probabilidad de intervenirlo. Por otra parte, el Blanco tiene proximidad con el San Cristóbal, pero es privado. Las Cabras está cerca de Bajos de Mena, una zona de gran vulnerabilidad social que requiere espacios verdes con más urgencia.

En cuanto a la administración, el intendente anticipó que el parque será gestionado por el gobierno regional, y no por el Ministerio de Vivienda.