27/06 Ampliación de Escrivá de Balaguer podría reducir segundo parque más extenso de Vitacura

27 junio, 2014

El Mercurio. Carmen Schmitt, presidenta de la junta de vecinos A-14 “Parque Monseñor Escrivá de Balaguer”, muestra la cantidad de papeles firmados por quienes se oponen a la ampliación de Costanera Sur-Escrivá de Balaguer. “¡Todos quieren parque!”, asegura la dirigenta.

Desde hace algunas semanas, los vecinos de los alrededores de esa avenida se han estado movilizando en contra de un plan maestro desarrollado por la municipalidad de Vitacura, con la asesoría de un panel de expertos, para ampliar la Costanera Sur, de la cual esta calle forma parte.

El proyecto planteado considera la construcción de una vía de dos pistas paralela a la actual, pegada a los gaviones del río Mapocho. La velocidad de circulación máxima sería de 60 km, e incluiría un parque central en todo el eje, entre San Francisco y el puente Centenario, salvo en el sector del Stade Francais, ya que no hay espacio.

El problema es que la construcción de esta segunda vía pasaría por los terrenos del actual parque Escrivá de Balaguer, en el tramo que se extiende entre las calles Padre Hurtado y La Aurora (ver infografía).

El vicepresidente de la junta de vecinos, Eduardo Barrena, plantea que esta controversia no se trata solo del reclamo de un grupo de residentes. “Este es un problema que tiene gran parte de Vitacura, porque ese parque no es solamente utilizado por quienes vivimos al frente, sino también por otras personas ajenas a la comuna. Por ejemplo, los clubes de runners vienen todos a correr ahí; hay gente que viene de otras partes, porque no tienen otro lugar donde pasear a sus niños. Los parques en Santiago son contados con los dedos de las manos”. Y asegura que esta es la segunda área verde más extensa de Vitacura, después del parque Bicentenario.

Los primeros vecinos cuentan que llegaron al sector hace casi 20 años, cuando era un sitio eriazo. Con los años, lograron que los sucesivos proyectos inmobiliarios compensaran el cemento con la creación de un parque.

Propuesta vecinal

Los residentes movilizados de Escrivá de Balaguer le plantearon al municipio que el nuevo camino, en vez de ir en superficie, vaya en forma subterránea.

“El temor nuestro es que nos quieran cambiar un parque por dos calles (…) No queremos que se perjudique a esta gran población que ocupa este parque por solucionarles los problemas a otras comunas y a otras inmobiliarias que quieren construir. Si lo quieren hacer, que sea subterráneo”, dice Barrena.

El alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, responde que “la municipalidad comparte en 100% la preocupación por las áreas verdes (…) El trabajo del panel de expertos aún es un borrador, y no está acabado ni aprobado por el municipio. Los vecinos deben estar tranquilos, porque el proyecto final deberá contemplar una alternativa que recoja la inquietud de la comunidad”.