13/10 Construcción cae 2,4% en agosto y registra peor desempeño en casi 5 años

13 octubre, 2014

construccion Su peor desempeño desde  noviembre de 2009 -hace  cuatro años y nueve meses-  registró el Índice Mensual de  Actividad de la Construcción  (Imacon). Esto, ya que en  agosto el indicador registró  una caída de 2,4% anual, la  tercera contracción  consecutiva tras las bajas de  junio y julio.

Así lo informó la Cámara  Chilena de la Construcción  (CChC), que agregó que el  índice acumuló en enero- agosto de 2014 un alza de  0,9% respecto de igual  período de 2013, ubicándose  bajo su tasa promedio  histórica de 4,8% anual.

Al analizar los subcomponentes del Imacon destaca la caída de 4,5% que registró en agosto la contratación de mano de obra. El gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado, señaló que “esta cifra es la mayor caída del empleo sectorial desde marzo pasado y significó una pérdida de 31 mil puestos de trabajo en doce meses, lo que confirma el ciclo contractivo que está viviendo el sector”. La CChC prevé que este año terminará con un desempleo sectorial de 12%.

El ítem despacho de materiales retrocedió 21,5% en el octavo mes, coincidiendo con las menores importaciones y despachos de cemento. La venta real de proveedores disminuyó 2% en agosto, afectada por la débil demanda interna de materiales de la construcción.

El presidente de la CChC, Jorge Mas, sostuvo que “como gremio nos preocupa la reactivación del sector y la creación de empleo. Y para que ello ocurra es clave, primero, que el presupuesto público se ejecute sin retrasos, eliminándose trabas burocráticas, y, segundo, que se consolide un ambiente propicio para el desarrollo de la actividad privada, que es responsable del 80% del PIB y del 90% del empleo”.

Javier Hurtado señaló que están revisando la proyección de 1,1% de crecimiento para el rubro estimada para 2014, la que podría convertirse en “decrecimiento”, acotó. Añadió que no se ven señales de que la actividad sectorial pueda repuntar en los próximos meses de este año y que recién en 2015 podrían verse efectos del mayor gasto público anunciado.

Fuente: El Mercurio