06/08 Providencia congela los permisos de construcción en altura de siete barrios

7 agosto, 2014

El Mercurio

Siete barrios de Providencia tendrán sus permisos de construcción paralizados mientras la comuna tramita un nuevo plan regulador. La medida, aprobada ayer por el Concejo municipal, busca prohibir la construcción en altura en los barrios Bellavista, Las Lilas y Norte de Pocuro; Diego de Almagro Norte y Plaza Uruguay; Santa Isabel y Las Mil Calles, así como Dalmacia, Los Naranjos y Keller.

En todos ellos no se permitirán edificios sobre los tres pisos en calles interiores y de cinco plantas en las vías principales.

La decisión del Concejo fue unánime y se basó en la recolección de más de 3.600 firmas de vecinos que solicitaron la aplicación de esta medida.

La determinación deberá ahora ser revisada por la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Vivienda y Urbanismo, que debe visar el proceso. Así, el congelamiento podría hacerse efectivo a mediados de septiembre.

Paralelamente, el municipio afina para el próximo 21 de octubre la votación con los cambios definitivos a las alturas máximas que traerá el nuevo plan regulador comunal. Para esa fecha se estima que concluyan los procesos legales de exposición al público y se termine con la recepción de observaciones.

“Queremos proteger los barrios consolidados y allí poder densificar la comuna, pero en forma armónica, limitando la altura y preocuparnos de la configuración de cada barrio para que las fachadas continuas no sean interrumpidas y que los edificios bajos permitan el asoleamiento”, aseguró la alcaldesa Josefa Errrázuriz.

La edil recordó que ella misma vive en una casa flanqueada por dos edificios de 12 y 14 pisos “y puedo decir que cambió absolutamente la calidad de vida de ese barrio”.

El Concejo Municipal acordó ayer también que con la aprobación del nuevo plan regulador se declarará al emblemático “castillito” de José Manuel Infante -que se transformará en un restaurante- como inmueble de conservación histórica. Con esa protección se busca evitar su eventual demolición.

Además de este edificio patrimonial, el municipio pretende declarar otros dos inmuebles emplazados en la avenida Pedro de Valdivia.