03/01 Azoteas y techos vistos desde el aire: el lado secreto de los edificios de la capital

5 enero, 2015

A nivel de suelo y más allá de las cualidades arquitectónicas, la mayoría de las construcciones no guardan mayores virtudes. Sin embargo, el panorama desde las alturas cambia y con ello se devela un paisaje desconocido para muchos.

Azoteas Santiago

Alzar la vista, mirar el cielo y toparse con las cumbres de los edificios. Desde el suelo, este sencillo ejercicio puede revelar los avances y cambios de una ciudad como Santiago.
Sin embargo, cuando la perspectiva cambia y se logra ver la capital desde las alturas, florece una mirada que muy pocos pueden ver.
“Algo así como el lado secreto o desconocido de las construcciones y azoteas”, dice el fotógrafo Guy Wenborne (48), quien durante diez meses sobrevoló Santiago para encontrar esos detalles ignorados.
Sus imágenes fueron recopiladas en el libro “Santiago desde el aire”, una obra lanzada por Entel y que incluye 130 fotografías captadas desde un helicóptero.
“Con estas fotos se aprecia también el avance de la ciudad y de cómo el uso de techos o las azoteas han ido mutando con el paso de los años”, agrega el fotógrafo.
Además de piscinas, helipuertos y jardines, varias azoteas entregan datos y detalles acerca de la funcionalidad de un inmueble. Estos espacios se suman a varias ampliaciones irregulares o infraestructuras que en nada se condicen con el diseño original de un edificio.
También muchas terrazas han cedido paso a la recreación y hoy es posible ver a personas tomando baños de sol o jugando, algo más o menos impensado hace cincuenta años, cuando los últimos pisos de un inmueble no eran considerados como un espacio común “aprovechable” y solo se utilizaban para colgar ropa, instalar antenas o “esconder” ductos y aparatos de aire acondicionado.

Fuente: El Mercurio.